Inicio La Pampa Rige la ley: las cableras ahora tienen que pagar

Rige la ley: las cableras ahora tienen que pagar

COLUMNAS COOPERATIVAS

Los prestadores privados de televisión por cable tienen aún 80 días corridos para adecuarse a los alcances de la ley provincial 3140, sancionada por la Cámara de Diputados en diciembre de 2018 y promulgada por el Poder Ejecutivo el 4 de enero de este año y que otorga a los propietarios de las columnas de los tendidos eléctricos la potestad de autorizar o no el uso de los espacios remanentes.
A pesar de las visitas que en los últimos días han hecho a despachos oficiales los empresarios cableros que operan en la provincia, la ley que devolvió la propiedad de las columnas a las cooperativas está vigente y de los 120 días de plazo que su texto otorga a quienes ya están usando gratis los tendidos para adecuarse a la norma ya han transcurrido 40.
Ayer, ante la consulta de LA ARENA, desde Casa de Gobierno se ratificó que la ley está vigente y que ese texto exime al PE de efectuar reglamentación alguna, esto de acuerdo al articulado que los diputados hicieron ley a fines del año anterior.
La ley 3140, «de interés relacionado al uso de la infraestructura de soportes, columnas y/o postes de redes eléctricas», reconoce la propiedad de las mismas a quienes tienen la distribución del servicio de energía eléctrica, es decir las cooperativas que lo hacen a través del convenio de concesión, y el propio Estado provincial que abastece a un sector de la población.
El instrumento legal que pone a cubierto de intereses privados el patrimonio de todos los pampeanos socios de una cooperativa, tiene 18 artículos y fue sancionado el 13 de diciembre último luego de un largo tiempo de debate entre las cooperativas y el Estado Provincial. Lo taxativo del articulado exime de una reglamentación y su publicación en el Boletín Oficial la puso en vigencia plena.
La norma establece que la Administración Provincial de Energía es el organismo de aplicación y define claramente a «terceros prestadores», es decir a aquellos que deseen utilizar los espacios remanentes para alguna clase de servicio. En este caso es preciso aclarar que la televisión por cable no está dentro de los denominados «servicios públicos», sino que entra en la categoría «servicio de interés público». En el primero de los casos, es el Estado el que debe regular todo lo que le atañe, mientras que no sucede lo mismo con los servicios de interés. Esta definición pinta completa la intención de un nuevo avasallamiento por parte del presidente Mauricio Macri, que a través de un DNU pretende ceder los tendidos y soportes de propiedad provincial y de las prestadoras a los operadores privados de comunicación, rechazado por el gobierno de Carlos Verna. El gobernador viene de anunciar que La Pampa irá a la Corte para pedir que se declare la inconstitucionalidad del Decreto 58/19 de Macri, que favorece a las grandes operadoras de telefonía móvil.

«Terceros prestadores».
La ley obliga a los terceros prestadores al paso «previo y obligatorio de pedir autorización al prestador en curso». Es decir que cualquiera que pretenda utilizar los soportes debe contar con la autorización de las cooperativas, dueñas de los tendidos. Están previstos todos los pasos y documentación a acreditar y también las penas, que alcanzan la decisión de prohibir su uso.
Y también es clara la disposición del artículo 13 de la 3140. En este caso otorga un único plazo de 120 días corridos para que «al momento de vigencia de la presente ley se encuentran haciendo uso…», deberán «adecuar las condiciones de los permisos a las previsiones contenidas en la presente ley en el término de 120 días corridos, a partir de su publicación en el Boletín Oficial».
El 4 de enero, en el Boletín Oficial 3343 el Ejecutivo publicó la ley 3140 dada en la Cámara de Diputados el 13 de diciembre de 2018. Por lo tanto, a 41 días de aquella publicación, y pese a las esperanzas que los empresarios cableros tenían en incidir en la reglamentación de la ley, los plazos están corriendo y en las cooperativas esperan que se presenten a adecuarse a la norma.

¿Un mes de espera para Castex?.
La Cooperativa de Servicios Públicos de Eduardo Castex espera que en alrededor de un mes el Enacom le otorgue la licencia para la prestación del servicio de televisión por cable, dijeron a LA ARENA dirigentes de la Cospec.
El estudio jurídico de la ciudad de Buenos Aires contratado para llevar adelante las gestiones burocráticas informó a los dirigentes castenses del tema. “Ellos lo están siguiendo y nos han dicho eso. No es información que haya salido de Enacom, es de nuestros abogados”, dijo la fuente ayer.
Mientras tanto, la entidad planea cuidadosamente los pasos a seguir ante esta posibilidad y la realidad de la economía nacional que ha frenado el proyecto de tendido de la fibra óptica en la localidad. “El tema está en la agenda permanente, pero el Consejo de Administración ha levantado el pie del acelerador frente a los costos galopantes por la devaluación, pero la intención es esa y pronto habrá novedades”, indicaron.
La Cospec ofrece hoy el servicio de internet y de telefonía fija y sigue escuchando reclamos de sus socios, quejosos de los costos y la calidad que reciben de parte del prestador privado de televisión por cable”.
Las licencias, una vez otorgadas, dan un plazo de dos años a quien la recibe para poner en marcha el servicio.

En Luiggi.
Mientras tanto, en la Copeospil de Ingeniero Luiggi sus autoridades trabajan en el tendido de la fibra óptica por la localidad y avanzan en la mudanza de internet a esta nueva tecnología.
“Estamos en esa etapa, nos falta completar el tendido de fibra a toda la localidad y por ahora estamos invirtiendo en eso y en la bajada al hogar desde la red troncal del servicio de internet”, dijeron desde el departamento técnico ante la consulta de este diario. Por ahora no presentarán el pedido de licencia, especialmente luego de conocidos los cambios que ha hecho Enacom, al menos en los anuncios.
Las nuevas disposiciones, que pretenden agilizar los trámites, permiten a solicitante empezar a dar el servicio si luego de 90 días el organismo no da una respuesta al pedido de licencia y con el solo requisito del aviso previo.
Hoy, en Ingeniero Luiggi los usuarios de la empresa Cablevisión pagan mensualmente algo más de 700 pesos por el abono básico de unos cincuenta canales en la grilla, “sin HD ni fútbol”, según los abonados.