Inicio La Pampa RN 152: la promesa de Macri que quiere que pague La Pampa

RN 152: la promesa de Macri que quiere que pague La Pampa

EL COLMO: LA NACIÓN LA ADJUDICO HACE UN AÑO PERO AUN NO INICIARON LA OBRA

La empresa no firma el contrato porque sabe que Vialidad Nacional no tiene fondos para pagar. El presidente Macri le había pedido al vicegobernador de la provincia que La Pampa adelantara los fondos.
La ruta 152 que como se sabe está sumamente deteriorada -y hace muy dificultosa la circulación vehicular-, está adjudicada para su reconstrucción a la firma BASSA S.A., desde febrero de este año, luego de ser licitada en junio de 2018. No obstante nada indica que los trabajos se vayan a poner en marcha próximamente, y resulta difícil que eso ocurra porque Vialidad Nacional no dispondría de los fondos necesarios para el pago de los $ 376.341.000 que demandaría la obra (a valores de junio de 2018, que deberán ser actualizados según la inflación existente).
El vicegobernador Mariano Fernández participó días atrás de una reunión con autoridades nacionales encabezadas por Mauricio Macri.
Fue un plenario convocado en la Residencia para avanzar junto a la Mesa de Gestión de Vaca Muerta, en el análisis de aspectos relacionados con la infraestructura vial, transporte, logística y situación de los trabajadores para el desarrollo del proyecto de explotación no convencional de hidrocarburos.
En un momento del cónclave Fernández le reclamó al presidente la necesidad de una solución para la ruta nacional 152 que está intransitable. Sin embargo, y sorpresivamente, Macri le respondió que la Provincia se haga cargo de la obra y que después la Nación giraría los fondos.

«Que pague La Pampa».
Macri llegó a señalar que «La Pampa es superavitaria» y que podría afrontar los trabajos, pidiéndole al vicegobernador que se lo dijera al ministro de Economía (Ernesto Franco). El pampeano le hizo notar que el ministro le diría que no, obviamente considerando los incumplimientos de distintos compromisos de Nación con nuestra provincia.
Fernández había reclamado al presidente por la situación de la ruta nacional 152, desde El Carancho hasta el acceso de Casa de Piedra, que está en estado de intransitabilidad -«no se puede ni caminar», le dijo-, y la respuesta de Macri fue sorprendente: que se hiciera cargo la Provincia y Nación luego le devolvería el dinero. Pero hubo algo más: el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, agregó por lo bajo que la reconstrucción de la ruta nacional 152 y Remodelación Empalme con la Ruta Nacional n° 143 estaba «en proceso licitatorio».

VN sin plata.
Si bien eso resultaría cierto, no da certeza que se vaya a concretar. ¿Por qué? Sencillamente porque la empresa que ganó la licitación y resultó adjudicataria tiene pleno conocimiento que la Dirección Nacional de Vialidad no tiene fondos para pagar el emprendimiento y no está en condiciones de afrontar su costo. Por esa razón Basaa S.A. no firmó todavía el contrato. El problema es, entonces, la falta de presupuesto.
Como se sabe en casos de este tipo de obras hay redeterminaciones de precios y formas de readecuar el presupuesto. Se puede pensar que los casi 377 millones de pesos previstos -considerando que cuando se adjudicó la obra el dólar estaba a 25 pesos y hoy ronda los 45- pasarían a ser 700 millones o más cuando la reconstrucción de la ruta 152 se inicie.

No se hace este año.
Una fuente segura afirmó que «la empresa no va a firmar el contrato hasta que sepa que Vialidad Nacional tiene los fondos, y eso no será este año». Lo que no se conoce es si hubo pedido de «mantenimiento de oferta», y si en ese caso la empresa adjudicataria se comprometió o no.
Lo que es verdad es que ni siquiera hay dinero para las obras ya contratadas, porque la misma fuente indicó que » en las escasas obras que tenemos en las rutas nacionales de La Pampa este año hay que pagarles a los contratistas 1.200 millones según los planes de inversiones vigentes, y para el 21° Distrito solo hay disponibles 240 millones».
Además en Vialidad Nacional se ha solicitado a las empresas que todas las inversiones se pasen para octubre venidero, para que no entren en el ejercicio de este año, al parecer para que paguen «los que vienen».

Escasos fondos.
Por ahora la certeza en nuestra provincia es que DNV dispone de abril a septiembre unos 60 millones para atender los contratos de C.Re.Ma. de la rutas 35 y 188, un monto que se considera insuficiente. La que solo permitirá realizar tareas de mantenimiento a las empresas, pero no podrán avanzar con el resto de los trabajos contratados.
La especulación es que para lo único que habría fondos nacionales para las rutas pampeanas este año sería para la obra de la Circunvalación, que está ejecutando la empresa Jubete, y que estaría directamente ligado a necesidades electorales de la actual gestión municipal, que sería además lo poco que parece interesarle al gobierno de Mauricio Macri.