Robaron una motocicleta

EN PLENO CENTRO Y CON CADENA DE SEGURIDAD

Un individuo se robó una motocicleta durante la mañana del martes en plena esquina de las calles Quintana y Pellegrini, en el centro santarroseño. El rodado estaba atado con una linga de seguridad, sin embargo el malhechor pudo sustraerla sin problemas y lo más llamativo es que ocurrió todo en un horario donde la ciudad está colmada de tránsito. La Seccional Tercera, con jurisdicción en ese sector de la capital, investiga el hecho y gracias a las cámaras de videovigilancia que hay en la zona supieron hasta el momento que el autor fue una sola persona, de sexo masculino, aunque las vestimentas que llevaba puestas impidieron dilucidar su identidad.
De acuerdo a los trascendidos policiales, el robo se registró pasadas las 7.30 horas del martes, pero quienes utilizan la motocicleta, de 110 cc., se anoticiaron recién durante la noche. Todo pasó en un momento donde la ciudad comienza a cobrar vida. La gente lleva a sus hijos al colegio ó llega a sus puestos de trabajo, por lo que el centro capitalino se encuentra repleto de vehículos y de personas que van y vienen. Aun así el ladrón se las ingenió para pasar desapercibido y robarse una moto que estaba -como todos los días- atada a un poste con una cadena.

A cara cubierta.
Una fuente policial consultada por LA ARENA informó que las personas que utilizan el rodado se enteraron durante la noche: “la moto está todos los días de 7 a 13 horas en esa esquina. La deja una persona, y va otra y la toma para ir a trabajar”. Sin embargo este último llegó al lugar y el vehículo no se encontraba. Recién en horas de la noche del martes fue a reclamarle a quien debía dejarla -que por cierto lo había hecho- el faltante de la motocicleta. “Cuando se dieron cuenta, en ese reclamo que uno le hace a otro, que se la habían robado realmente, hicieron la denuncia”, confió la fuente y agregó que “se hizo un rastreo por las cámaras de seguridad que hay en ese sector, se observa todo el hecho y sabemos que es un masculino, pero como estaba con la cara cubierta por una capucha no pudimos ver el rostro. Seguimos investigando el hecho”, indicó finalmente.