Robó, vendió y va a prisión por reincidente

Un albañil de 30 años, identificado como Maximiliano Gastón Fredes, fue condenado ayer por el juez de control santarroseño Carlos Matías Chapalcaz a un mes de prisión de cumplimiento efectivo por cometer el delito de hurto simple. Además, se le mantuvo la declaración de reincidencia y se le unificó la pena con otra sentencia anterior en una sanción única de diez meses de prisión de cumplimiento efectivo.
El 21 de abril de este año, a la noche, el acusado ingresó a una casa de la calle Río Bermejo por la ventana de adelante, sin ejercer fuerza ni violencia, y sustrajo dos notebooks y dos cámaras digitales. Poco después, ese mismo día, ofreció los objetos hurtados a la venta. A un hombre le entregó una computadora Bangho a cambio de 2.000 pesos y a otro una cámara Nikon por igual valor. A su vez, a los dos días, se puso en contacto con el primero de ellos, a través de Facebook y desde el perfil “Gaston Joselín Fredez” para ofrecerle la otra computadora.
El conflicto penal se resolvió por la vía del juicio abreviado, propuesto por el entonces fiscal Carlos Ordas -acaba de asumir como juez de control-, la defensora oficial Paula Arrigone y el imputado. Fredes había sido condenado el 6 de junio pasado, por la jueza de control María Florencia Maza, y en otro abreviado, a nueve meses de prisión de cumplimiento efectivo por los delitos de robo simple, en concurso real con hurto simple, en concurso material con lesiones graves culposas (en tres causas diferentes) por hechos ocurridos el 30 de octubre y 21 de diciembre de 2017 y el 15 de mayo de 2018.