Inicio La Pampa Rolón tendrá el servicio de internet

Rolón tendrá el servicio de internet

SALIO LA LICENCIA Y TERMINAN LA OBRA DE FIBRA OPTICA

La localidad de Rolón tendrá pronto servicio de internet a través de una red cooperativa de fibra óptica, obra de la pequeña entidad solidaria local que se transforma así en la primera de las denominadas «chicas» en sumarse con la más alta tecnología.
De este modo, y con la licencia de Enacom para internet en mano y la televisión en trámite, la cooperativa de Rolón se suma a las entidades que se han pronunciado a favor de la creación de la empresa Empatel, de la que espera ser parte, y marca un camino a aquellas otras entidades medianas y chicas que aún no se suman a las nuevas tecnologías, con razonables dudas respecto de su capacidad de inversión pero con el grave riesgo de no subirse al tren de la historia que está pasando.
La cooperativa de Rolón tiene casi terminada la red de fibra y ahora, con los papeles en regla, saldrá a competir al mercado local con internet y gestiona la licencia de televisión con un ojo puesto en el futuro cercano y de la mano de Empatel.
Esta entidad es de las más pequeñas, por razones de escala, de nuestra provincia. Según el último censo (2010) Rolón cuenta con menos de 800 habitantes, cifra que sin dudas cambiará en algo hacia arriba en el próximo recuento pero que permite tener una idea de lo «chica» que es la cooperativa que tiene, sin embargo, el orgullo y mérito de ser junto a sus pares de Santa Rosa, Villa Mirasol y Winifreda, fundadora de la Fepamco, en 1980.
El presidente de la cooperativa, Bruno Rodríguez, confirmó que en los últimos días «Enacom nos comunicó sobre la salida de la licencia para internet y ahora nosotros y a través del mismo estudio jurídico que hizo este trámite iniciamos la solicitud de la de televisión». Hoy, la localidad está atendida por dos operadores privados y por distintas vías, uno por coaxil y el restante por aire.
«Hasta ahora nosotros siempre le bajamos la expectativa a nuestros asociados porque lo que palpamos es su apuro por tener un servicio mejor a través de la fibra», por lo que aguardan que cuando se ponga en marcha «haya un corrimiento masivo ya que será de una calidad superior por la tecnología y por el precio que podamos ofrecer, que siempre es más conveniente cuando lo hace una cooperativa», indicó.
Aclaró que «la posición nuestra fue no crear expectativas. Para el tendido de la red está de por medio la situación económica y además no manejamos los plazos de la obtención de la licencia. Ahora sí podemos decir que estamos cerca, la red está prácticamente lista y falta sólo comenzar a hacer las bajadas domiciliarias, lo que empezará pronto».

La obra.
Justificó que «la gente ve que la obra del tendido avanza y por eso está impaciente, pero recién ahora podemos largar oficialmente con la licencia en la mano» y contó que «el tendido ha sido rápido, veníamos trabajando en todo lo previo con una pyme de Río Negro y con la devaluación de los últimos meses se complicó el financiamiento. Además, como decía, no queríamos terminar la red sin tener la licencia».
Hoy, el mayor escollo es definir quién será el proveedor. Se podría afirmar que lo natural es que Aguas del Colorado lo haga pero la cooperativa ha chocado, pese a su intención, con una negativa de la empresa mixta provincial por razones técnicas. «Nuestra intención, siempre, será proveernos con nuestra empresa, por una razón de pertenencia y porque además las cooperativas formamos parte, tenemos hasta un Director por nuestro sector. Pero hay impedimentos técnicos y estamos buscando alternativas», razonó.
En ese sentido han recibido ya respuestas de Arsat y esperan lo mismo de las multinacionales Telefónica y Telecom. «Todavía no nos dieron respuestas de factibilidad, lo estamos esperando, pero ambas dijeron estar interesadas en ser nuestro proveedor». Afirmó que esperan para estos días «esas respuestas técnicas y económicas y luego evaluaremos qué es lo mejor para la cooperativa. En nuestro predio tenemos una antena de esas empresas por la que envían datos móviles para teléfonos por lo que sería una ventaja».

Empatel.
Rodríguez dijo que «obviamente estamos acompañando» el proyecto de la creación de Empatel que, enviado por el gobernador Carlos Verna empezó a tratarse la semana anterior en la Cámara de Diputados. «Hay un interés y una ilusión muy grande entre las cooperativas por la creación de esta empresa. Ojalá venga a potenciar lo que han estado haciendo Aguas del Colorado y el movimiento cooperativo en pos de mejores comunicaciones y más calidad y conectividad en toda La Pampa. Tenemos los mejores augurios para este tema», afirmó.
Con relación al resto de las actividades dijo que «están bien, pero la prioridad es hoy la red de fibra porque nos está llevando a hacer inversiones que tienen que ver también con el servicio eléctrico como el reemplazo de columnas por hormigón y cable preensamblado. Estamos apuntados a eso, sin descuidar el resto de los servicios».
Por último, y luego del plenario de la semana anterior en la Fepamco, reveló con relación a la presentación de documentación por la ley que le da la propiedad de las columnas a las distribuidoras que «no hemos avanzado mucho, ahora nos han dado precisiones respecto de cómo presentar estas cuestiones técnicas» y opinó que «esto se ha puesto muy engorroso, más de lo que pensábamos en un comienzo, especialmente para las cooperativas chicas que no tenemos una gran estructura técnica, capacidad para dar respuesta a requisitos tan complicados. Además de demora nos genera gastos altos y no previstos en la contratación de gente idónea, pero ahora con las pautas que hemos recibido vamos a poder arrancar», culminó.

La fibra en La Pampa
Además de las redes de fibra óptica enterradas en suelo pampeano y pertenecientes a empresas nacionales y multinacionales públicas y privadas, La Pampa tiene una red propia de fibra óptica de unos 1.800 kilómetros de extensión, según informa Aguas del Colorado, la empresa Sapem que la administra junto a los acueductos.
Y ya superan el número de 20 localidades en tener su red de fibra, en su inmensa mayoría gestión de las cooperativas de servicios públicos. Salvo el caso insólito y ya comentado por LA ARENA de dos redes, una cooperativa y la otra municipal en Jacinto Arauz, las demás han sido tendidas por las entidades propiedad de los usuarios.
En algunos casos las redes ya son de larga data (teniendo en cuenta su disponibilidad en el mercado de las telecomunicaciones), otras más recientes y en algunos casos están siendo tendidas con diversos grados de avances.
A las más extensas que son las de Santa Rosa por la CPE y en Pico por la Corpico, hay que sumar el avance importante que hay hoy del tendido de Cosega en Acha, a la que seguimos mencionando entre las ciudades más grandes pero que con el paso del tiempo ha cedido el histórico tercer lugar. También tienen fibra Toay y 25 de Mayo, dos localidades que superan o empardan en número de habitantes.
A estos puntos hay que sumar las redes cooperativas de Realicó, Parera (también de la cooperativa de Realicó), Intendente Alvear, Ingeniero Luiggi, Caleufú, Trenel, Quemú Quemú, Winifreda, Eduardo Castex, Catriló (en proceso por la CPE), Miguel Riglos, Macachín, Doblas, Guatraché, Arauz y General San Martín.
Hay otras cooperativas que ya planifican y buscan financiamiento para sumarse. Son las de Colonia Barón, Alpachiri, Villa Mirasol y Bernardo Larroudé. Los tendidos locales corresponden a lo que a lo que se conoce como la red de la última milla, es decir la que permite, como pasa con la energía, distribuir señales a nivel local. Enlazarse a través de la fibra troncal con lo que propone Empatel, hoy aún un proyecto en tratamiento.