Inicio La Pampa La historia de Romina Díaz: la pampeana que enfrentará a la Selección...

La historia de Romina Díaz: la pampeana que enfrentará a la Selección nacional

LA JUGADORA PAMPEANA QUE ENFRENTARA OTRA VEZ A LA SELECION NACIONAL

Romina Díaz, de 33 años de edad, es oriunda de Quemú Quemú, aunque desde hace un tiempo reside en General Pico, donde consiguió abrir su propio gimnasio y hacerse un lugar en el fútbol femenino piquense. Juega en el equipo del Soem, que en la temporada pasada se adjudicó el primer torneo provincial de fútbol femenino, y el mes anterior fue citada por una academia chilena que tiene sucursal en Rosario, para enfrentar a la Selección Argentina, partido amistoso que se disputó en el predio de Ezeiza. Dentro de unos meses, repetirá esta experiencia que fue «un sueño» para ella.
«Fui a jugar con la academia de fútbol «Solo cracks», de Chile, con sede en la Argentina. Me citaron cuando disputé el nacional de Villa General Belgrano, Córdoba, en febrero, en el que nuestro conjunto quedó tercero, entre 60 equipos», contó Díaz.
Gisela Berón, de la academia que tiene una sede en Rosario y que se dedica a captar talentos en diferentes puntos del país, la contactó para jugar el predio de la Asociación del Fútbol Argentino, donde dejó una muy buena impresión en el cuerpo técnico del conjunto nacional, que la volverá a tener enfrente, en el mes de septiembre.
«La experiencia fue hermosa, fue un sueño y, más que me hayan seleccionado a mi y haber sido la única pampeana. Tuve los mejores cumplidos del técnico y hablamos bastante» contó.
La quemuense, que se desempeña como enganche, fue citada para jugar otra vez contra la Selección albiceleste en los próximos meses, aunque antes de ello, el sábado 22 de junio, tendrá la posibilidad de mostrarse ante los entrenadores de Racing de Avellaneda, en el propio Cilindro de Cemento.
«Hace tres años jugué más de medio año en River, fui a entrenar al Monumental. Ahora, esto de jugar contra Racing me ilusiona porque hoy el fútbol es profesional y se paga. Hay que seguir entrenando, después ir a competir y ya veremos. Este partido es porque Racing está buscando reforzar a su equipo y nosotros vamos a mostrarnos. Será 22 de junio en el Cilindro de Avellaneda», contó.
Sin embargo, para poder seguir creciendo y poder estar presente en estos compromisos, representado al fútbol pampeano, manifestó que necesita de algún sponsors para poder solventarse los gastos.

Entrenamiento y disciplina.
Díaz contó que le gusta jugar de volante, usar la número «10» y moverse de mitad de cancha hacia arriba. Es instructora de gimnasia funcional y el entrenamiento diario es una parte fundamental de su rutina.
«Esto tiene mucho esfuerzo atrás, yo me cuido mucho, entreno mucho. Tengo 33 años aunque es como si no los tuviera. Me tomo el fútbol muy en serio, soy muy responsable y tengo mucha disciplina. Para mí no hay un domingo, sábado o feriados. Yo entreno porque quiero ir a una cancha y rendir. Podes tener talento, ser rápida o sacar una bocha fuerte, pero eso viene del trabajo y de la constancia» señaló.
En el plano local, Díaz sigue en las filas del equipo del SOEM, el cual se consagró campeón de La Pampa el año anterior y fue tercero en el nacional de General Belgrano. En el presente torneo, el equipo no tuvo un arranque auspicioso, dado que perdió en las primeras dos fechas. El domingo, en el predio del «Chañar» de Cultural Argentino, buscarán recuperarse ante «Laydes». La número «10» señaló respecto al próximo compromiso, que ya no pueden darse «el lujo de perder puntos».

En La Pampa crece.
El fútbol femenino no para de crecer a pasos agigantados, y mucho más con su profesionalización a nivel nacional. La Pampa no escapa a ese panorama, dado que ya cuenta con una liga profesional. Romina Díaz señaló que el fútbol femenino se podría potenciar más.
«En La Pampa contar con una liga, con fechas pautas, árbitros y horarios, le da otra seriedad. Lo veo como muy positivo para incentivar a las mujeres porque esto del entrenamiento no lo tienen muy incorporado. En esta liga el único club que presentó equipo fue Pico FBC, pero hay un montón de otros clubes y estaría muy bueno que se sumen. El apoyo del club te da otra competencia y podes jugar en otro tipo de torneos y llegar quizás a competir en AFA», dijo .
Agregó: «En La Pampa creció en cantidad y también en calidad, hay chicas que juegan muy bien. Tenemos muchos equipos barriales, pero falta esa identificación con un equipo. El fútbol creció por mérito de las mujeres, que hemos insistido y nos hemos expuesto a un montón de cosas que un jugador de fútbol masculino no tiene idea».