Inicio La Pampa Roseró otra vez presidirá el Concejo de Uriburu

Roseró otra vez presidirá el Concejo de Uriburu

CONCEJAL SE FUE DEL FREJUPA EN 2019 Y SE ALIO CON CAMBIEMOS

Como ocurrió en 2020, el edil Angel Roseró, del bloque unipersonal del Frente Peronista Barrial (FPB), se unió con sus pares de Cambiemos y se quedó con la presidencia del Concejo Deliberante de Uriburu en la sesión preparatoria realizada el lunes. A diferencia del año pasado, el Frejupa no tendrá la vicepresidencia y la oposición al intendente Pascual Fernández ocupará ese cargo y la secretaría.
En las últimas elecciones para cargos municipales, Roseró integró la lista del Frejupa para los cargos locales luego que su lista (el Frente Peronista Barrial, que llevaba como precandidata a jefa comunal a Graciela Roldán) perdiera la interna peronista con la que encabezó Pascual Fernández.
A fines de diciembre de 2019, este diario anticipó la fractura dentro del Frejupa local. Roseró se fue del frente peronista y creó un bloque unipersonal. Además, afianzó su alianza con las dos edilas de Cambiemos y nombraron como secretaria administrativa del cuerpo a la madre de una candidata a concejal que iba en la lista macrista.
Para el inicio de sesiones de 2020, Roseró junto a las dos concejalas radicales decidieron que la nueva secretaria administrativa del Concejo sea Nancy Crivelli, madre de Romina Abarca que fue tercera en la lista macrista de concejales en la localidad. Crivelli (desde hace unos años cercana a Cambiemos), ya fue concejal de la localidad por el PJ durante la intendencia de Pedro Etchalus, y reemplazó en el cargo de secretaria administrativa del CD a Alejandra Oronoz, que cumplió esa función por más de 20 años.

Grieta.
Este año, se profundizó la grieta en el peronismo, es que ni siquiera le dieron la vicepresidencia al Frejupa, como había ocurrido cuando fue elegido Sergio Tarquini. En tanto se afianzó la alianza del FPB con las dos edilas de Cambiemos, Emilce Muller y María Isabel Lorenzo, que quedaron como vice y secretaria del cuerpo deliberativo, respectivamente.
Tanto Tarquini como su compañera de bloque, la viceintendenta Ivana Ferrer, el pasado lunes se abstuvieron de votar y avalar el reparto de cargos.

Apoyo.
El intendente Pascual Fernández dijo que si bien desde el Frejupa se trabajó durante el último año para que Roseró vuelva a integrar el frente peronista, no le sorprendió la decisión del concejal porque lo mismo ocurrió en 2020, y dijo que la explicación del caso «la tiene que dar (el diputado, Leonardo) ‘Tapera’ Avendaño», que es el referente a nivel provincial de dicho movimiento que integra el Frejupa. Ayer, finalmente Avendaño marcó su postura (ver aparte).
Fernández estuvo presente en la reunión preparatoria y lo acompañó el secretario de Asuntos Municipales de la provincia, Rogelio Schanton. Con esto quedó evidenciado el apoyo de los funcionarios pampeanos al mandatario comunal, lo mismo que ocurrió con varios intendentes del PJ que ayer se comunicaron con él.

Avendaño cuestionó «alianza espúrea»
El diputado provincial Leonardo «Tapera» Avendaño, fundador del Frente Peronista
Barrial (FPB), cuestionó al concejal uriburense Angel Roseró, integrante de su espacio, por repetir una «alianza espúrea» con ediles de Juntos por el Cambio para quedarse con la presidencia del Concejo local. Además, el FPB repudió «este emprendimiento personal que no forma parte de la construcción política colectiva» del espacio.
«Todo partido u organización tiene una conducción y una orgánica para su funcionamiento y toma de decisiones. En ese sentido, el FPB actúa de acuerdo a esa lógica y debate las posturas y las acciones que lleva a cabo sobre el territorio», dijo Avendaño a través de un comunicado.
«Ante el desconocimiento de esa autoridad y la falta de alineamiento de Roseró, tanto en la línea interna del FPB como en la alianza estratégica electoral del Frejupa, la conducción ha decidido desautorizar la representación del militante que optó por un proyecto personal e individual que se contrapone con la tradición que caracteriza a la militancia frentista», agregó.
El FPB también salió a respaldar al intendente Fernández. «Siempre hemos defendido desde los diferentes sectores en que estuvimos, y estamos participando, el respeto de la voluntad popular, por lo tanto, reafirmamos nuestro compromiso con la intendencia de Uriburu», manifestó.
«La historia refrenda una toma de posición que no sólo se condiciona con el FPB, sino que ha estado presente en diversos frentes y organizaciones con una clara la postura de Leonardo Avendaño en cuanto a la defensa de la democracia y de la institucionalidad. En consecuencia, Roseró ha cometido un acto de indisciplina que afecta el funcionamiento de la comuna y se antepone a la estrategia de la conducción, la cual siempre estuvo en sintonía con el proyecto nacional y popular y jamás sacó, más allá de las internas y las decisiones del partido, los pies del plato peronista», ahondó.
«Repudiamos este emprendimiento personal que no forma parte de la construcción política colectiva del FPB, y nunca hemos avalado alianzas que no concilian con nuestra postura ideológica, porque Cambiemos o PRO o Frepam están en las antípodas de la doctrina justicialista», ahondó.

Rechazo.
En el escrito, el FPB recordó el caso de Marta Paturlanne, la intendenta destituida en Santa Isabel. «Como somos consecuentes respecto a la defensa de la representación popular, así como rechazamos el golpe institucional en Santa Isabel, también lo hacemos con este intento de debilitar al intendente de Uriburu, en esta alianza espúrea que el FPB no reconoce ni legitima», señaló.
«Aún así, antes las declaraciones de Pascual Fernández, endilgando las contradicciones del diputado provincial, debemos aclararle dos cuestiones pertinentes, si se avanzara sobre su mandato como sucedió con Marta Paturlanne, seremos los primeros en poner el cuerpo y defender el aval que le ha dado el pueblo por cuatro años, pero también le recordamos que así como se rasga la vestiduras por la institucionalidad, desde ya, cuando afecta sólo a su comuna, no lo hemos visto solidarizarse con la intendenta de Santa Isabel, lo que demuestra su doble vara ante el significado de las contradicciones», concluyó.