Rotundo rechazo a la reforma laboral

GREMIOS ANALIZARON LA SITUACION DE LOS TRABAJADORES

La pérdida de la capacidad adquisitiva de los trabajadores, y la evidente merma en distintas actividades, fue la coincidencia absoluta de un grupo de representantes de distintos gremios de la provincia, que esta semana se reunieron en las instalaciones del Recreo Mercantil en Santa Rosa.
El encuentro estuvo destinado a conversar sobre situaciones y realidades de los gremios “dejando de lado las ideas partidarias. Cada dirigente tuvo su momento para exponer su situación y luego se realizaron intercambios que se vieron enmarcados en el respeto mutuo y el claro objetivo común: defender los derechos de los trabajadores de la provincia”, dijo Rodrigo Genoni en diálogo con LA ARENA.

Taxis, se toman menos.
Cada uno de los dirigentes dijo lo suyo en el encuentro. José Bocccalatte, del Sindicato de Peones de Taxis expresó preocupación por la caída registrada en la actividad llegando aproximadamente a un 30% en la cantidad de viajes. Manifestó que, si bien no se han informado despidos, lo cierto es que no se cubren los puestos que quedan vacantes por cualquier circunstancia.
Destacó no obstante la ordenanza aprobada recientemente por la Municipalidad de Santa Rosa, que exige la contratación de dos peones de taxi por cada vehículo en funcionamiento.
Recordó que el taxi suele ser el destino de los desocupados de otros rubros que acuden a esta actividad en busca de una solución rápida a su problema de desempleo, pero que en este momento no se está pudiendo dar una respuesta a esas personas.
Se quejó de la disminución en la rentabilidad del dueño del taxi basada en la caída del consumo y la suba de los costos, y graficó que hace un par de años el combustible implicaba entre un 5 y 7 % de la recaudación diaria y actualmente es del 20%. Esta situación pone en riesgo el pago de aguinaldos y el mantenimiento del auto que es la herramienta del trabajo.
Agregó que se está trabajando en la posibilidad de implementar cobro mediante tarjeta de débito o crédito para dar una posibilidad más al viajero.

Sueldos escasos.
Por su parte Gastón Orellana, de la Unión Obrera Salinera, coincidió en que los sueldos que resultan magros ante la inflación.
Remarcó la dificultad que tienen para llegar a la patronal ya que la negociación se realiza directamente con la Federación que agrupa a todas las empresas del sector a nivel nacional -son alrededor de 90- y que son empresas son muy dispares entre sí en cuanto a dimensiones, rentabilidades, condiciones, entre otros aspectos.
Mencionó también la dificultad de sumar voces al reclamo por el miedo que experimentan los trabajadores de perder su fuente de trabajo.
José Oses, de la Unión Tranviarios Automotor, señaló que en su sector el total conseguido en paritarias fue del 25%, que “se cobra en partes” cuando la inflación “va a llegar a 50%”.
Puso énfasis en señalar la caída en la compra de pasajes terrestres impulsada en parte por el apoyo que el Gobierno Nacional dio a las aerolíneas otorgándoles subsidios quitados a las empresas de transporte por carretera. A eso se suma que se está hablando de quitar el subsidio nacional al combustible, que en principio sería afrontado por el Gobierno de la Provincia para reducir el impacto.

La importación, competencia para textiles.
Nerio Medina, de los textiles, que viene de sufrir el cierre de Alpargatas, reprochó “las políticas que permiten la importación desmedida de artículos de bajo costo contra los cuales la producción local no puede competir. Alpargatas llegó a tener 1.300 trabajadores en Santa Rosa”, comentó Medina.
Se refirió a la precarización del trabajo con “una gran cantidad de talleres clandestinos funcionando en muy malas condiciones y con personas privadas de obra social, aportes jubilatorios, etc. Esta situación no se da solo en la ciudad sino en toda la provincia, incluso en los pueblos más pequeños”, aportó.
Por su parte Juan Carlos Romero, del Sindicato de Seguridad y Control de Admisión -realiza esa tarea en pubs, boliches y espectáculos- se quejó de la falta de autonomía porque dependen de la policía por ejemplo la capacitación del personal. El sindicato se encuentra en un proceso de armado, trabajando para sumar a más personas con el objetivo de obtener mejores condiciones.

Camioneros, trabajar con el empresario.
Claudio Alonso, de Camioneros, destacó lo que hace Hugo Moyano a nivel nacional, se mostró en contra de la Reforma Laboral que se está discutiendo. Aún cuando se sabe que en general son mejor remunerados que otros trabajadores, los camioneros también tienen sus quejas. Dicen por ejemplo que para que un chofer sea considerado de larga distancia, debe recorrer un trayecto de 100 km. lineales, y se pretende llevar esa distancia a los 300 km.; la antigüedad pasaría del 1% al 0,5%; se pierde el Plus Vacacional; y se quiere reemplazar las horas extra por un “Banco de Horas” en el cual el trabajador acumula el tiempo extra trabajado y es el empleador quien decide cuándo se las debe tomar en compensación.
Mencionó también la necesidad de ser cautelosos para no poner en riesgo el puesto de trabajo, el desafío es trabajar en conjunto con el empresario para que paulatinamente regularice la situación.
Otros que dijeron lo que sucede en sus respectivos sectores fueron Gastón Moreno, de la Asociación Trabajadores de la Industria Lechera; Héctor Cáceres de la Unión Obrera Molinera Argentina; Raúl Ibáñez, de los bancarios; y Rodrigo Genoni.

El CEC y el bono de 5.000 pesos
El dirigente del CEC, Rodrigo Genoni, consultado por el acuerdo entre la CGT y el gobierno nacional para que se otorgue un bono de $5.000 para fin de año -a pagar en dos tramos; noviembre y diciembre-, “tiene dos objetivos, frenar el paro que se le viene, y separar la CGT de la 21F”.
¿Cuál es la especulación de Genoni? Que si bien el macrismo puede acordar con la CGT, se está gestando un movimiento multisectorial -denominado 21F (ver aparte)- “que sí va a ir al paro”.
Agregó que “además pretende el gobierno frenar el costo laboral extendido en el tiempo”, que no se discuta ahora la diferencia de lo otorgado con respecto a la inflación, y “recién discutir la nueva paritaria en 2019”.
Razonó que se ha entrado “en una situación complicada de empleabilidad con esta recesión, y si bien los empleados necesitan más dinero para llegar a fin de mes para las empresas no tienen para afrontar aumentos y mejorar las condiciones”.

No se sale con ajuste.
El secretario adjunto del Centro Empleados de Comercio señaló que “la única manera de salir no es con ajuste, sino con expansión de la economía, que aumenten las ventas con una fuerte restricción a las importaciones. No existe otro camino, porque hoy nos estamos peleando pobres contra pobres; y lo cierto es que el pueblo está pidiendo otro tipo de políticas y el gobierno no escucha”.
Analizó que por “la caída de poder adquisitivo y la consecutiva baja de las ventas, muchos comercios se han visto afectados provocando despido de trabajadores principalmente en empresas de electrodomésticos y supermercados. La paritaria de este año se había acordado en un primer momento en un 15% al que luego se le adicionó un 10% llegando al 25%, muy por debajo de la inflación prevista, lo que determina que esta situación crítica se va a mantener o incluso empeorar”.

Puntos coincidentes.
Genoni expresó, luego del encuentro de gremialistas en el Recreo Mercantil que uno de los puntos “en coincidencia con la mayoría de los sectores, es la precarización laboral, con empleados sin registrar o declarados media jornada.
A pesar de las realidades con matices diferentes para cada sector, podemos destacar los siguientes puntos en común: Rechazo a la Reforma Laboral que pretende incorporar artículos que perjudican ampliamente los derechos de los trabajadores que han sido conseguidos a lo largo de mucho tiempo y lucha; necesidad de trabajar en conjunto para mejorar la situación de trabajo sin registrar en la provincia para mejorar las condiciones de los trabajadores; la defensa de las paritarias libres para evitar la caída del poder adquisitivo de los trabajadores”.
Agregó que es importante “defender el consumo y producción interna en beneficio de los pampeanos, y el Plus Patagónico que fue obtenido en nuestra provincia fruto de la iniciativa y el trabajo conjunto del sector sindical. Este beneficio debe mantenerse no sólo en los salarios sino en todos los sectores sociales que lo perciben”, consideró.

Multisectorial 21F
Recientemente Rodrigo Genoni, secretario adjunto del CEC, participó en Buenos Aires de una reunión donde se presentó el proyecto Multisectorial 21F, movimiento que surgió para trabajar en conjunto con los sindicatos y agrupaciones sociales sin ninguna bandera partidaria “y con el claro objetivo de reunir fuerzas para mejorar la situación de los trabajadores”.
El dirigente pampeano estuvo con Germán Sánchez (miembro de La Alameda) y con Pablo Moyano, quien junto a Gustavo Vera coordinan la flamante movida que cuenta a su vez con 875 adherentes, entre gremios, organizaciones sociales y barriales, además de agrupaciones partidarias.
Genoni explicó que “este frente ya se ha consolidado en la mayoría de las provincias y la propuesta es comenzar a gestarlo también La Pampa”. Dijo que “se acordó un nuevo encuentro y se invitó a los presentes a sumar a otros gremios y agrupaciones sociales para comenzar a trabajar en conjunto, desde una perspectiva multisectorial, como único camino posible para mejorar la realidad de los trabajadores”.
El proyecto surgió a principios de año cuando desde la Fundación la Alameda se incentivó a trabajar en conjunto con los sindicatos y agrupaciones sociales sin ninguna bandera partidaria.