Inicio La Pampa Rubén Marín: "Ahora se van a tener que cuidar los del PRO"

Rubén Marín: «Ahora se van a tener que cuidar los del PRO»

DIJO QUE HAY "RESENTIMIENTO" DE PICHETTO CON EL KIRCHNERISMO

«No me extrañó para nada la decisión de Pichetto», sostuvo el presidente del Partido Justicialista pampeano, Rubén Hugo Marín. El ex gobernador señaló que conocía desde hace un tiempo «el resentimiento» del senador -que será compañero de fórmula de Mauricio Macri- contra el kirchnerismo, aunque no supo a qué atribuirlo.
Marín -recientemente regresado de un viaje- dijo que se estaba «poniendo al día con las novedades de la política» lugareña, y que consideró con el primer mandatario el candidato del Frejupa para la diputación nacional -luego se confirmó que será el actual Procurador General de Rentas, Hernán Pérez Araujo-. Admitió también que estuvo reunido en Casa de Gobierno con el gobernador Carlos Verna, y quedaron en volver a juntarse en estos días.

«El pase» de Pichetto.
Sobre «el pase» del senador Miguel Angel Pichetto al macrismo dijo que no se sintió sorprendido «porque con él fue con el primero que hablé» cuando se formó la Comisión de Acción Política del PJ nacional, y advirtió su actitud belicosa con Cristina Fernández que vendría de larga data, aunque fue jefe del bloque de Senadores durante el período kirchnerista.
«La verdad es que es un hombre que es quien es gracias al peronismo», dijo Marín, «y ahora termina alineado con Mauricio Macri».
Expresó que les dijo a «los compañeros de la Comisión de Acción Política que ni se molestaran en ir a hablar con Pichetto, porque conozco cómo piensa desde hace mucho tiempo».
«Con él fue con el primero que hablé, y el segundo fue (Omar) Perotti -ganador de las elecciones en Santa Fe-, que realmente me pareció un político de fuste, muy amplio, muy macanudo…», evaluó Marín.

El que traiciona…
Se permitió una ironía al señalar que «ahora los que deben tener cuidado son los del PRO», porque el que traiciona una vez puede volver a hacerlo. El experimentado dirigente del PJ no pudo menos que reprochar el papel que está jugando el radicalismo, «porque cuando podrían haber exigido» ser tenidos en cuenta en cargos y decisiones importantes el presidente Macri «estaba fuerte» y no los consideró; pero ahora que su imagen aparecía devaluada tampoco los tuvo en cuenta. «Vamos a ver cómo hacen para explicarle a los suyos que van a tener que votar a un peronista», agregó sutilmente haciendo alusión a la aparición del senador Pichetto en la fórmula del frente que también integran los radicales.

Massa, clave en Buenos Aires.
Por otra parte Marín se mostró complacido por el acercamiento de Sergio Massa al espacio de Alberto Fernández y Cristina Fernández, porque puede ser la llave para ganar la provincia de Buenos Aires. «La verdad es que lo veo como una buena incorporación, que nos va a permitir ganar la elección», afirmó.
Se mostró convencido de que el peronismo volverá a ser gobierno, «porque las elecciones provinciales» -donde se concatenaron sucesivas derrotas del gobierno nacional- estarían mostrando una tendencia que Marín cree se va a repetir en octubre próximo.

Diputado nacional.
Consultado por las candidaturas para la diputación nacional, Rubén Marín aceptó que estuvo reunido con Carlos Verna «y algo se habló», y quedaron en volver a juntarse esta misma semana. El jefe del Partido Justicialista estimó que el postulante bien podía ser para el primer lugar Hernán Pérez Araujo, como quedó firme en la semana pasada.
Marín no pudo dejar de referirse al apagón nacional del domingo 16, y fue crítico de un gobierno que «aumentó las tarifas enormemente» con el presunto objetivo de superar la crisis energética y no pudo evitar un colapso del que «hay escasa información. No sabemos lo que pasó, y si puede volver a suceder», reflexionó el ex gobernador.

Un mal trance.
Por otra parte hizo una referencia «al mal trance» que pasó junto a su familia cuando apareció una lista que vinculaba a su hijo Espartaco Marín, en una investigación por movimiento de activos. Más allá de la inconsistencia de las afirmaciones que fueron públicas, expresó que «Taco no está involucrado en ninguna causa, ni imputado de nada», agregó Marín que no obstante se mostró «dolorido» por la situación.
«Si es algo que viene de Buenos Aires puedo pensar que tiene que ver conmigo… y si es de aquí es una maniobra para perjudicarlo políticamente», especuló en el final.