Rubén Marín y la campaña “todavía no está el ambiente”

ADVIRTIO QUE EL PJ "NO PUEDE DESCUIDARSE NI UN MINUTO"

“En el mes de febrero” se van a conocer algunas decisiones dentro del peronismo nacional, estimó el presidente del PJ en La Pampa, Rubén Hugo Marín. El ex gobernador también sostuvo que el justicialismo está bien plantado en nuestra provincia, y que los militantes que caminan los barrios tienen “buena recepción”, aunque a veces se encuentran con que hay mucha gente que no está en Santa Rosa y por eso “todavía no está el ambiente”.
En diálogo con LA ARENA el dirigente insistió con la necesaria unidad del peronismo para cambiar en las próximas elecciones nacionales, y se refirió al rol de la ex presidenta Cristina Fernández.
-¿Cómo ve la campaña?
-Por lo que uno nota, y la información que recogemos hablando con los que están caminando la calle, hay un panorama que muestra que mucha gente no está, aunque nuestros militantes tienen una buena recepción. Diría que todavía no está el ambiente, porque enero es un mes medio especial; y además supongo que alguna gente se quiere olvidar un poco de lo que está pasando.
-¿Se advierte enojo con el presidente Macri?
-Sí, puede ser que haya enojo con Macri particularmente, pero igual hay que trabajar con cuidado porque no sea cosa que el enojo sea con la política. Más allá que se particularice con un irresponsable como Macri.
-Pareciera que en la provincia el PJ está bien plantado, pero no sucede lo mismo en el orden nacional.
-Creo que aquí estamos bien, pero considero que no hay que descuidarse un minuto… En principio, insisto, por la referencia que me dan los militantes es buena en cuanto a la recepción, pero quizás falta que la sociedad se interese un poco más. Y en el orden nacional lo que vengo diciendo desde hace mucho: o hay unidad o el resultado lo voy a cantar antes.
-¿Usted sigue hablando con distintos sectores?
-La semana anterior mantuve charlas con algunos gremialistas que hacen el esfuerzo para una convivencia que permita ir en unidad. Y que esto no solamente sea estar en contra de Macri, sino que se traduzca de manera de ver cómo llegar a la sociedad con soluciones que hoy no encuentra.
-Pero parece que algunos eligen con quién la unidad. Como el caso de (Miguel Angel) Pichetto, que no quiere saber nada con Cristina.
-Sí, algunos esgrimen más cuestiones personales que políticas, como Pichetto. Casi diría con resentimiento y me llama la atención. Pero está claro que si se juntan realmente los sectores sociales, que encontraron eco en los sectores populares se puede cambiar el rumbo.
-Ahora aparecen los que auspician al ex ministro Roberto Lavagna.
-A Lavagna lo vi una sola vez. Creo que tiene un antecedente para tener en cuenta, porque sacó de un proceso difícil al país, tiene su mérito y cuando vio cosas que creía no correspondían se fue. No puedo hablar mal de él ni mucho menos, y lo que no se puede desconocer es el rol fundamental que tuvo para salir de una crisis impresionante. Tiene un consenso general de buena apreciación.
-Pero la figura trascendental sigue siendo Cristina.
-Sí, tengo mi opinión, aunque tendré que hablar, que lo de ella es una cuestión muy personal, porque se juega su destino y el de sus hijos. Por eso las opiniones de afuera pueden pretender ser objetivas, pero el cuero se lo juega ella. Esa es una decisión que debe tomar exclusivamente la ex Presidenta, ante esta situación judicial que le toca pasar.
-Pero si se habla de unidad… es la que más mide.
-Diría que nos precisamos todos, y a la que tiene más consenso, que es ella, más todavía. Habrá que ver cómo termina esto, pero no creo que se demore más allá de febrero para las definiciones.
-¿Y el Peronismo Federal?
-Habrá que ver qué pasa con el Peronismo Federal, porque ahí lo veo al gobierno muy interesado, y no creo que (desde el macrismo) jueguen de buena voluntad por ese lado. Sí espero que los compañeros peronistas decidan para ir en conjunto, porque la sociedad, y particularmente el peronismo, no merecen la disgregación. Se exige por eso actuar en forma responsable.