Ruta 151: paralizaron otra vez la repavimentación

CULPAN A LA CORRIDA CAMBIARIA

(25 de Mayo) – La necesaria, prometida, esperada y varias veces postergada repavimentación de la ruta nacional 151, entre las localidades de Cipolletti (Río Negro) y Algarrobo del Aguila (La Pampa) sufrió otro golpe de incertidumbre. Ahora, desde Vialidad Nacional, admiten que los trabajos, que tenían probable fecha de inicio en enero de 2018, quedaron suspendidos a raíz de que deben volver a presupuestar dado los últimos avatares económicos en el país.
Así lo afirmó ayer el diario Río Negro que cita fuentes de Vialidad Nacional. “Hay que hacer un ajuste, hasta que no se apruebe el nuevo presupuesto no se puede dar una estimación de inicio de obra”, habría dicho un vocero.
La ruta 151 está considerada como “unas de las peores y más peligrosas rutas del país”. Nace en la ruta nacional 22 en Cipolletti, Río Negro, y se extiende 315 kilómetros hasta confluir con la nacional 143 en cercanías de Algarrobo del Águila, en La Pampa.
La repavimentación de la ruta nacional 151 está incluida en el Contrato de Rehabilitación y Mantenimiento (CREMA) 103. La obra contempla, además de la repavimentación, el mantenimiento durante 5 años de 236 kilómetros, con una inversión de 681 millones de pesos.
En la zona del Alto Valle el principal problema yace en los accesos a las ciudades ubicadas a la vera de la ruta: Cipolletti, Cinco Saltos y Contralmirante Cordero. La falta de banquinas y las ondulaciones de la calzada, que llegan a los 30 centímetros.. Entre el kilómetro 68 y 70 hay ondulaciones muy peligrosas en ambos sentidos y no hay cartelería de advertencia.
Desde el kilómetro 100, a la altura del yacimiento Medanito, al 195 los pozos florecen con mucha facilidad acrecentado por el tránsito petrolero. En La Pampa, el trayecto que une 25 de Mayo con Puelén es históricamente el más deteriorado. En la actualidad cuenta con un mejoramiento que realizaron el año pasado ya que algunos de los pozos eran tan grandes que muchos conductores optaban circular por la banquina.

Tampoco esta vez.
Tanto las autoridades, de todos los partidos políticos, y comunidades de localidades del Alto Valle como de Colonia Catriel y 25 de Mayo en La Pampa, han insistido en reclamos a Nación nunca satisfechos. Sólo lograron algunos bacheos que no bien llueve se vuelven inútiles.
La reconstrucción de ésta vital vía de unión entre el norte y centro del país con la Patagonia es una cuenta pendiente de muchos años. El año pasado el Gobierno Nacional anunció en una batería de obras para la región entre las cuales estaba la repavimentación de la ruta nacional 151. En una de sus visitas a la región el ahora ex presidente de Vialidad Nacional -ahora Ministro de Energía-, Jorge Iguacel, adelantó que entre fines de 2017 y principios de 2018 se iniciarían los trabajos, recordó el Río Negro.
Eso no solo no ocurrió en ése lapso, sino que en marzo pasado el diputado de Río Negro por Cambiemos y precandidato a gobernador Sergio Wisky se hizo cargo ante la prensa regional. Entonces admitió que las obras estaban “demoradas” y, aunque no confirmó plazos, dio a entender que iniciarían en el corto plazo.
En las últimas horas, Vialidad Nacional admitió lo que se temía: que la obra está suspendida. “Hay que hacer un ajuste, hasta que no se apruebe el nuevo presupuesto no se puede dar una estimación de inicio de obra”, le dijeron a Río Negro.