Inicio La Pampa Sabarots prohíbe a sus funcionarios cobrar vacaciones no gozadas

Sabarots prohíbe a sus funcionarios cobrar vacaciones no gozadas

A DIFERENCIA DE ARRARAS

(General Acha) – El intendente Abel Sabarots dictó una resolución para evitar que los funcionarios que no hayan utilizado los días de vacaciones, a su término de la gestión no puedan percibirlas. De esta manera se pretende impedir que vuelva a producirse un caso similar al registrado con la ex jefa comunal María Julia Arrarás.
La determinación de Arrarás posibilitó que, tanto ella como sus funcionarios, hayan cobrado las vacaciones no gozadas durante su período. Lo que representó una erogación superior a los 4 millones de pesos que complicó la situación financiera de quienes ingresaron al municipio el 10 de diciembre del año pasado.
A través de la resolución 33/2020 Abel Sabarots estableció que los funcionarios tendrán derecho a una licencia para descanso anual, de catorce 14 días corridos que; además, es de uso obligatorio.

Otorgamiento.
De acuerdo a la resolución del ejecutivo municipal, tales vacaciones serán otorgadas a los funcionarios por año calendario vencido, siempre que su antigüedad en el cargo -durante el transcurso del año al que corresponda la licencia-, sea de seis meses o mayor.
En aquellos casos en los que los funcionarios no accedan a sus vacaciones, no podrán ser compensados monetariamente. Por esa razón la liquidación final que se realice al terminar la relación de los funcionarios con el municipio, no podrá incluir un rubro que comprenda este tipo de concepto.
La disposición de Abel Sabarots fue adoptada después de haber tomado conocimiento sobre la importante suma de dinero que significó el cobro de vacaciones no gozadas por parte de los funcionarios salientes, lo que incluyó a María Julia Arrarás. Fue reflejado por distintos medios digitales, que derivó en la denuncia penal que el ex concejal e intendente Marcelo Berot (PJ) formuló el miércoles ante la oficina única del Ministerio Público Fiscal de esta ciudad.

Denuncia.
En diálogo con LA ARENA Marcelo «Sapo» Berot manifestó que decidió hacer la denuncia penal porque a su criterio la jefa comunal pudo haber cometido un acto ilícito. Aseguró que el 9 de diciembre, es decir, un día antes de la finalización de su mandato; Arrarás se pagó la totalidad de dinero equivalente a las vacaciones no gozadas durante su mandato, y los días trabajados hasta el 10 de diciembre del año pasado. Lo propio, dijo, sucedió respecto a los funcionarios que integraron su gabinete.
Los ex funcionarios han cobrado importantes sumas de dinero por el concepto de vacaciones no gozadas, sin poderse determinar si las mismas podían ser válidamente liquidadas, como tampoco a qué períodos correspondía.
Aclaró que más allá que a su «modesto» entender se trata de una cuestión «éticamente reprochable», resta saber; y en su caso endilgar, si hubo o no responsabilidad penal.
Por otra parte, Berot informó que una presentación similar también fue entregada ante el Concejo Deliberante. En relación a ello, afirmó que peticionó a sus miembros que analicen y corroboren si la intendenta saliente cometió un acto administrativo no válido, tras haber autorizado el pago a favor de ella y de sus funcionarios, de esa suma de dinero y bajo esos conceptos.
La nota entregada ante el poder legislativo, se sustenta en la obligación que tienen los ediles de controlar este tipo de cuestiones, en el marco de lo previsto por la ley 1597 orgánica de municipalidades y comisiones de fomento.