Inicio La Pampa Sabía que era positivo e igual hizo un asado

Sabía que era positivo e igual hizo un asado

CONTAGIOS EN CATRILO

La causa en la que se investiga a una mujer de Catriló que, pese a ser positiva de Covid-19, ofició de anfitriona en un asado avanzó y se pudo determinar que estaba al tanto de su condición. A su vez, se conoció que una de las personas concurrentes también dio positivo luego del almuerzo. Esto refuerza la posibilidad de ser acusada por los artículos 202 y 203, que establecen penas más severas.

Tal como había anticipado este diario, la Justicia inició la causa luego de la intervención policial y envió oficios a Salud para tener más precisiones sobre si la sospechosa había sido notificada como Covid positivo y estaba al tanto de su condición de portadora del virus. Este era un aspecto central para evaluar la imputación legal.

En los últimos días, los investigadores recibieron respuestas y pudieron determinar que había sido notificada como positiva de coronavirus. «Sabemos por los informes que pedimos que ese mismo día en la mañana se hizo el test rápido y había dado positivo, con lo cual al llegar a la casa y previo al asado lo sabía», indicaron fuentes judiciales consultadas por LA ARENA.

Por otro lado, revelaron que con posterioridad, a los pocos días de haber compartido dicho asado, «uno de los concurrentes dio positivo». De todas maneras, es materia de investigación «si se contagió en ese momento o ya lo estaba».

Imputación inicial.
Con estos últimos avances, tomó mayor fuerza la posibilidad de que sea imputada por los delitos contemplados en el artículo 202 y 203 del Código Penal, los cuales postulan penas más severas que el 205. El primero establece que «será reprimido con reclusión o prisión de tres a quince años, el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas», mientras que el segundo precisa: «Cuando alguno de los hechos previstos en los artículos anteriores fuere cometido por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o por inobservancia de los deberes a su cargo, se impondrá multa de $ 5.000 a $ 100.000; si tuviere como resultado enfermedad o muerte se aplicará prisión de 6 meses a 5 años».

Las fuentes consultadas consideraron que «es probable» que esto ocurra, al menos «en la imputación inicial». De todas maneras, aclararon que la próxima semana avanzarán sobre esto en la causa.

Anfitriona.
El hecho que se investiga ocurrió el sábado 6 de junio, cuando personal policial de Catriló sorprendió, poco después del mediodía, a cinco personas reunidas en una vivienda compartiendo un asado. La mujer de 58 años, dueña de la casa, es un caso positivo de Covid-19. A todos ellos se les inició una causa judicial por infracción al artículo 205 del Código Penal, y luego desde Salud Pública se les indicó aislamiento.

Fuentes de la comisaría indicaron que alrededor de las 13.45, un llamado anónimo puso en conocimiento de la policía de una supuesta juntada en una vivienda ubicada sobre la calle Yrigoyen. Al arribar al inmueble, los uniformados constataron la presencia de cinco personas. Además de la dueña de la casa había tres hombres (de 64, 35 y 32 años) y una mujer (31). Se encontraban comiendo un asado, sin respetar las medidas de distanciamiento y otras dispuestas ante la pandemia.

La policía realizó la averiguación en el hospital, y constató que la mujer anfitriona estaba cursando la enfermedad, más allá de que ella adujo que «nadie le había avisado». Los infractores fueron notificados en libertad y se le dio intervención al Ministerio Público Fiscal de Santa Rosa.