Sadop, en contra de estatizar colegios

El sindicato que nuclea a los docentes particulares (Sadop), salió a cuestionar “la estatización de colegios de gestión privada en nuestra provincia”, señalando que el traspaso no garantiza la educación. En tanto desde el gremio también se manifestó preocupación por las fuentes laborales.
El miércoles último, en la Comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados, se dio el visto bueno a un proyecto del Poder Ejecutivo provincial que propicia que seis institutos secundarios, hasta ahora de gestión privada pasarán al ámbito estatal.
Ellos son el Instituto Agrotécnico Alpachiri, el Agropecuario de Arata, el “Bernardo Larroudé”, el “Lucio V. Mansilla”, el “República del Perú”, y el Instituto “Cristo Redentor”, establecimientos que pasarán a partir del ciclo lectivo 2019, a la gestión estatal del Sistema Educativo Provincial. Todos ellos se originaron, en sus respectivas localidades, de la iniciativa de los propios vecinos.

Rechazan iniciativa.
Posteriormente la Seccional La Pampa del Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop), rechazó la iniciativa advirtiendo que “garantizar la educación no es sinónimo de estatizar”.
El gremio dice que es “única organización gremial que representa los intereses colectivos de todos los trabajadores docentes privados”, y a la vez que rechaza el proyecto sostiene que el artículo 2 de la Ley de Educación Nacional nº 26206 y mismo artículo en la Ley de Educación Provincial nº 2511 “dejan muy en claro que la educación y el conocimiento son un bien público y un derecho personal y social, garantizados por el Estado. Por lo tanto -esgrime el sindicato- refutamos la posición de la estatización porque sostenemos que ‘garantizar la educación no es sinónimo de estatizar’. Razón por la cual reafirmamos que la educación pública está garantizada por la gestión privada y su correspondiente subsidio únicamente a los cargos docentes”.

Los puestos de trabajo.
Agrega Sadop que “no se está llevando adelante una ‘provincialización’, sino por el contrario es una ‘estatización’, porque los colegios en cuestión son provinciales al ser reconocidos hace ya muchos años en la enseñanza oficial; y lo que se está produciendo es el paso de la gestión privada a la estatal”.
Finalmente afirman desde el gremio que se va a defender “cada puesto de trabajo y acompañaremos a cada docente en la defensa de sus derechos hasta el último día que pertenezcan a la gestión privada. Y velaremos para que no se vean atropellados ninguno de sus derechos adquiridos”, concluyen desde Sadop.