Inicio La Pampa Salud Mental y Adicciones cuenta con líneas de ayuda para personas que...

Salud Mental y Adicciones cuenta con líneas de ayuda para personas que sufren la cuarentena

La Subsecretaría Salud Mental y Adicciones del Ministerio de Salud de la provincia de La Pampa, ofrece las líneas de consultas 136 -Atención a Personas en Crisis- y 132 -atención y orientación a personas con consumos problemáticos-, que brindan un servicio de ayuda, atención y acompañamiento para las personas que sufren el aislamiento social, preventivo y obligatorio o la cuarentena.

El subsecretario de Salud Mental y Adicciones, Martín Malgá, explicó el servicio que brinda el área de salud a través de las líneas telefónicas, para las personas que sufren el aislamiento o la cuarentena en el marco de la pandemia COVID-19.

«La idea es dar a conocer un recurso valioso para la población en general, que viene dando buenas respuestas, las líneas 132 y 136 que, ya tienen sus años pero han sido readecuadas para dar respuestas a la situación de pandemia. Estas líneas tienen la posibiliad de generar un espacio de primera escucha, contención, de abordaje inicial, evitando la circulación de algunos traslados a los centros de salud», contó.

Además, explicó que en los casos que lo requieren se están redirigiendo a profesionales del sistema público de salud mental y que las líneas trabajan en conjunto con el Colegio de Psicólogos de la provincia. «El objetivo es integrar una respuesta para las situaciones de salud mental que se presentan en la provincia en el marco del aislamiento que generó la pandemia», reafirmó.

Malgá explicó que las líneas están a disposición las 24 horas y a través de las mismas se brinda, contención, acompañamiento y ayuda, se trata de una primera respuesta brindada por personal capacitado que luego puede ser redirigida a personal profesional. Luego se refirió a algunas recomendaciones a la población general que la cartera ha brindado: «muchas situaciones de estrés pueden se innecesarias, en el punto de que se termina entrando en una situación de pánico por estar consultando información en noticias de manera permanentemente y que pueden ser especulaciones o interpretaciones que no van a ningún lado. Es importante acotar esa búsqueda y consultar fuentes oficiales. Si esto trae angustia, son recomendaciones que ayudan y tienen efectos postivos», remarcó.
Y agregó que también es importante mantener hábitos y rutinas domésticas de aseo recreacional y alimentación, y mantener los vínculos con seres queridos.

«Cuando se presenta la angustia, no hay que evitar hablar de lo que a uno le ocurre. Eso en general termina teniendo efectos negativos», comentó. Por último, agregó que en esa línea de pensamiento, «también es importante visibilizar que las personas que han sido contagiadas, se encuentran en una situación de vulnerabilidad y no siempre es por una conducta irresponsable. No estigmatizar a las personas que han tenido contagio. Hablamos de  tener bien presente que al subestimar a la enfermedad, se termina tomando riesgo pero si entramos en pánico tampoco podemos tener una conducta eficiente u oportuna frente a los cuidados porque se tiende al caos y al consumo de recursos de cuidado o asistencia de manera poco eficiente», finalizó.