Inicio La Pampa Salud recomendó cuidados para la temporada de faena

Salud recomendó cuidados para la temporada de faena

TRIQUINOSIS EN LA PAMPA

Ante el comienzo de una nueva temporada de faena, el Ministerio de Salud brindó precisiones sobre los cuidados y recomendaciones en los procesos de las denominadas «carneadas» para evitar la propagación de la triquinosis, enfermedad que es endémica de la provincia de La Pampa.
Noelia Kappes y Heraldo Tolosa, del Departamento de Medio Ambiente de la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud, fueron los encargados de llevar adelante la conferencia de prensa donde se habló sobre los cuidados sanitarios que hay que tomar en torno a la crianza y al proceso de elaboración de los chacinados.
«Teniendo en cuenta la época invernal próxima y sabiendo de la cuestión cultural que tenemos en La Pampa con las faenas familiares, las denominadas carneadas, es importante para el Ministerio de Salud hacer hincapié y recordar a la población las medidas de prevención para evitar que haya personas enfermas por esta parasitosis llamada triquinosis», precisó Kappes.
«Es una enfermedad producida por un parásito que se aloja en los músculos de los animales que se infectan por el consumo de carne mal cocida o cruda de estos animales. Dentro de estas faenas se producen embutidos con carne condimentada y salada pero no está cocida. Por lo tanto, es importante tener en cuenta todas las medida de prevención para evitar la enfermedad», remarcó.
Kappes indicó que indicó que La Pampa es endémica para la enfermedad y que, a raíz de seto, se trabaja desde hace muchos años en conjunto con el Ministerio de la Producción como con otros organismos como Senasa, INTA y el Colegio de Veterinarios, «mediante los cuales hemos obtenido muy buenos resultados en la prevención y la llegada a diferentes públicos», manifestó.

Crianza y cuidados.
Por su parte, Heraldo Tolosa se refirió a los puntos más salientes para la crianza y cuidados en el proceso de elaboración de chacinados. «Hay lineamientos importantes a tener en cuenta, como es la crianza de estos animales, el lugar debe ser amplio sin hacinamiento para que estén cómodos y en el caso de que haya alguna muerte, no sean consumidos por otros animales de su entorno».
«No se los debe alimentar con basura como desperdicio de restaurantes, verdulerías o carnicerías ya que pueden contener este parásito. Se debe tener control de roedores ya que son los transmisores de esta enfermedad», agregó el especialista.

Análisis sanitario.
El veterinario también hizo mención a los procesos para la realización de análisis sanitarios. «Se debe trabajar cuidadosamente en la elaboración de chacinados a través de análisis de digestión enzimática, previo a la manufactura, siendo que es el método de punta para detectar esta enfermedad. Las muestras a enviar a los laboratorios son muy importantes siempre, tienen que ser tres. Deben ser: entraña, diafragma, músculos de la base de la lengua o masetero, e intercostales para los análisis de gestión», sostuvo en ese sentido.
Para finalizar, Tolosa se refirió a los cuidados que debe tener el consumidor de estos productos, para evitar enfermedades. «El consumidor debe tener en cuenta al momento de la adquisición de chacinados, que estos tengan rótulo y con la seguridad de que los productos tengan los análisis previos».