Sandra Russo: “No es gobierno democrático”

La periodista y escritora Sandra Russo, quien arribó ayer a Santa Rosa para brindar un taller de escritura y una charla abierta, realizó un duro análisis de la situación política y social del país al denunciar que el Gobierno de Mauricio Macri “no es democrático” y que no sabe “si van a llegar a las próximas elecciones”. Además, deslizó que la única persona que puede enfrentar a este “modelo devastador” es la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.
Junto a los dirigentes Aníbal Prina y Sergio De Matteo, la periodista inició ayer una serie de actividades que culminarán hoy con la presentación de tres de sus libros en el salón de la CGT local. En una conferencia de prensa, la comunicadora apuntó duro contra el Gobierno de Cambiemos, al mismo tiempo que fustigó el rol que adquirieron los medios de comunicación, a quienes Russo calificó como “cómplices” del “proyecto de destrucción” que lleva adelante la política de Cambiemos.
“No sé como va a terminar todo esto, tampoco sé si vamos a llegar a las próximas elecciones”, vaticinó la escritora. “No porque hayan intentos de golpismo, sino porque al propio gobierno tal vez no le convenga. Lo que sí me parece es que no podemos estar preparados para unas elecciones limpias y para un cambio de gobierno como si esto fuera una democracia, porque no lo es”, agregó.
Como argumento, Russo manifestó que hoy en la Argentina “no hay garantías constitucionales, no hay libertad de expresión, existen persecución y presos políticos”.
“Se detuvo a docentes de Moreno, a dirigentes de Suteba, a miembros de la Garganta Poderosa. Los tienen identificados por inteligencia que hace (la ministra Patricia) Bullrich desde el área de Seguridad”, sostuvo al respecto.

CFK.
Sobre el panorama de la oposición, Russo opinó que la expresidenta Cristina Fernández es la política que “más atributos tiene” para darle pelea al Gobierno de Cambiemos. “En el pueblo, en las bases, la representación por la que se reclama es la de ella”, aseguró Russo, aunque advirtió que primero “hay que ver si va o no presa”.

Lista negra.
Entre otras duras afirmaciones, la periodista denunció que ella -junto a otro número de comunicadores- forma parte de “una lista negra hace tres años” por haber trabajado en el programa “678” y, en consecuencia, apoyar el modelo de país que llevó adelante el kirchnerismo.
En ese sentido, aseguró que -contrariamente a lo que apuntó hace pocos días el presidente Macri- hoy no existe la libertad de prensa, ni la libertad de expresión. “Esta censura que se nos hace no es tema de agenda de ningún medio, esa lista negra implica que no podemos ser contratados en ningún medio”, indicó Russo.
En relación a la Ley de Medios -la cual fue desguasada apenas asumió el Gobierno de Cambiemos en 2015- la escritora reconoció que “tuvo muchas deficiencias” y que, por ello, no logró su cometido ya que hoy los principales medios han logrado consolidarse.
El debate por la normativa, sin embargo, dejó en evidencia el funcionamiento del “dispositivo mediático-judicial”, el cual Russo calificó como una asociación ilícita entre la Justicia y los grandes medios de comunicación, en la vida política del país.

Periodismo militante.
“Es mentira decir que nosotros -por el programa ‘678’- estábamos mintiendo al servicio de un gobierno (el de Cristina Kirchner). Lo que hacíamos era hablar desde una posición que hacíamos explícita, nunca ocultamos que defendíamos un Estado inclusivo, un modelo de país”, señaló sobre su rol como “periodista militante”.
A diferencia de lo que un sector de los medios de comunicación afirma, Russo reconoció que “es posible hacer periodismo profesional desde una postura política determinada” y atacó así al “periodismo independiente” que “arma operetas” y “miente” a la población.
No obstante, admitió que hacer pública su postura llevó -para todos los integrantes de “678”- a vivir “años muy difíciles”.
“Era complicado salir a la calle, fuimos insultados, escupidos, ninguneados, por todo un sector del poder que hoy está gobernando la Argentina”, cerró.

Duro contra los diputados
Sandra Russo cargó duro contra los diputados pampeanos del PJ Sergio Ziliotto, Melina Delú y Ariel Rauschenberger, quienes en la votación del Presupuesto 2019 decidieron abstenerse en vez de mostrar su rechazo ante el proyecto impulsado por el Gobierno Nacional. “Me avergüenza porque esa decisión se traduce literalmente en el hambre de los pampeanos”, apuntó. Sobre la ley de leyes, la periodista indicó que es parte de “un proyecto de destrucción y muerte” del cual Mauricio Macri es sólo un ejecutor.