Santa Rosa: 15 despidos en 20 días

DURO PANORAMA LABORAL EN CASAS DE ELECTRODOMESTICOS Y SUPERMERCADOS

Rodrigo Genoni, secretario general adjunto del Centro Empleados de Comercio, trazó un duro panorama laboral para sus agremiados y pronosticó un futuro más negativo aún.
“En los últimos días se ha venido la desocupación en el rubro nuestro, ha sido repentina y esto apunta a una crisis social con mayor desocupación, porque el problema aumentará en el corto plazo”, expresó el sindicalista.
Genoni indicó que en los últimos 20 días se registraron 15 bajas laborales en casas de electrodomésticos (8 despidos) y supermercados (7).
“Esto tiene que ver con la baja en el consumo y los gerentes me dijeron que los despedidos no serán reincorporados. De acá a fin de año la situación empeorará y después, en 2019, será mucho peor”, añadió el dirigente del CEC.
El gremialista aclaró que el grueso de los empleados de comercio se desempeñan en empresas pequeñas o familiares, que las grandes superficies sólo contrata el 10 por ciento de los mercantiles santarroseños.

Tendencia negativa.
“La tendencia es bastante negativa”, dijo sobre el nivel de ocupación en el comercio.
Para dar una idea de la emergencia laboral de los mercantiles, el secretario general adjunto del CEC dijo que se ven obligados a incorporar gente en la Secretaría Laboral del Sindicato para poder atender la cantidad de liquidaciones finales o cartas documento a responder ante los reiterados casos de trabajadores a quienes se les reduce la jornada o pasan a estar en negro o convertidos en monotributistas.
“Se incrementó notoriamente la precariedad laboral, como consecuencia de la política económica nacional”, acotó Genoni, y agregó: “¿Se perderán más derechos laborales? Hoy puedo decir que sí, aunque también es cierto que los trabajadores hoy estamos más despiertos”.
Además, el representante de los mercantiles afirmó que la reforma laboral que impulsaría el Poder Ejecutivo Nacional no va a ser aprobada por el Congreso. “Salvo que la pongan en una discusión más amplia”, advirtió finalmente Genoni.

Los textiles, complicados
La mayoría de los ex empleados de Calzar no han conseguido otro trabajo y van consumiendo la indemnización percibida. A finales de noviembre comenzarán a cobrar un Fondo de Desempleo (un sueldo mínimo) por el término de seis meses.
“Estoy preocupado porque por ahora los compañeros despedidos están sobrellevando la situación con la indemnización recibida, pero esto no va a durar toda la vida. La calle está dura para encontrar trabajo y algunos están viendo si pueden conseguir ayuda para encarar un micro-emprendimiento”, dijo el secretario general de la Asociación Obrera Textil-La Pampa, Nerio Medina.
Los despedidos de Calzar han presentado planillas ante la Subsecretaría de Trabajo de la Provincia “para ver si pueden recibir un subsidio y así poder empezar con algún emprendimiento”.
La empresa Calzar cerró sus puertas hace poco más de un mes y “ya se han comenzado a retirar las máquinas, para llevarlas a Tucumán. Sólo hay dos o tres administrativos que esperan para diciembre el cierre definitivo. No sé qué pasará luego, si el inmueble queda cerrado o se lo alquila”.
“Todas las plantas de Alpargatas en el país están complicadas; en Tucumán redujeron el plantel en 543 operarios (entre despidos y retiros). El rubro textil ha perdido este año ocho mil puestos de trabajo”, acotó Medina.