Inicio La Pampa Santa Rosa quiere crear un registro de usuarios

Santa Rosa quiere crear un registro de usuarios

CANNABIS MEDICINAL

Un proyecto de ordenanza presentado por el bloque del Frente Justicialista Pampeano (Frejupa) plantea crear un registro voluntario de usuarios, para así poseer una capital informativo que podrán ser utilizadas para posteriores investigaciones.
El bloque de concejales del Frente Justicialista Pampeano (Frejupa) presentó proyecto de ordenanza en el cual se propone un marco regulatorio para crear en Santa Rosa un registro voluntario de personas usuarias de cannabis y sus derivados con fines medicinales. «Creemos que es necesario avanzar en un debate que atienda la problemática de las personas usuarias de cannabis medicinal, que demandan la injerencia del Estado», afirmó el concejal Mariano Rodríguez Vega, uno de los ediles que impulsó el proyecto.
La propuesta lleva la firma de los siete concejales del bloque Frente Justicialista Pampeano (Frejupa) y fue presentada este jueves en el Concejo Deliberante santarroseño. Según señaló Rodríguez Vega, «esta demanda tiene que ser atendida priorizando el cuidado de la salud de los y las santarroseñas» y por este motivo es necesario que implementen «dispositivos que posibiliten el ejercicio de un derecho humano que contribuya al bienestar sanitario».
Según pudo saber LA ARENA, el proyecto tiene el aval de familiares de usuarios y profesionales abogados.

Potencial terapéutico.
El edil justificó la propuesta abogando por «el potencial terapéutico del cannabis medicinal», el cual -planteó- «es reconocido a nivel global, por sus efectos positivos en el tratamiento de ciertas patologías, como el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, la epilepsia refractaria y el cáncer, además de tener un fuerte valor analgésico anticonvulsivo, antiemético, de allí su uso como antiinflamatorio».
En esa línea, Rodríguez Vega consideró que «el uso del cannabis medicinal no debería ser objeto de persecución penal a quien intenta acceder a ella para superar afecciones o disminuir su padecimiento» y precisó que es fundamental avanzar en un marco que regule este tipo de tratamientos.
El borrador de reglamentación de la Ley Nacional 27350 de Uso Médico del Cannabis avanza en esa línea, habilitando la producción estatal para que las personas puedan acceder al cannabis medicinal y el autocultivo.

El proyecto.
El edil explicó que con este proyecto, «proponemos la creación de un registro voluntario donde se prevé la inscripción de personas usuarias que presenten distintas patologías». A su vez, plantea la incorporación futura de la producción local desde el Municipio para fines terapéuticos y/o industriales.
La propuesta implica un marco regulatorio para la construcción de capital informativo que podrán ser utilizadas para posteriores investigaciones. «Este registro mantendrá absoluta reserva de identidad de sus usuarios y se instrumentará en plataforma informática», dijo Rodríguez Vega al respecto.
En este sentido, esta normativa propone la creación «bajo la órbita de la Autoridad de Aplicación, un Consejo Consultivo de Cannabis Medicinal de carácter interdisciplinario, conformado por usuarios y familiares de Cannabis Medicinal, profesionales referentes de la temática, miembros del poder Legislativo y Ejecutivo, Universidades y miembros de ONG’s a los fines de brindar transparencia y garantizar el derecho de los ciudadanos al acceso a la salud».
Como funciones ,este órgano deberá asesorar en la elaboración de normas y disposiciones atinentes a la materia; impulsar el desarrollo de las investigaciones médicas y científica, del uso medicinal terapéutico; promover programas de capacitación y difusión en relación a la temática; así como también ser fuente de información sobre cannabis.

Propuesta con plataforma informática
La propuesta elevada por el bloque del Frejupa precisa que el registro «será instrumentado mediante una plataforma informática a la que tendrán acceso las personas usuarias, con reserva de identidad, generando una base de datos documentada y voluntaria de información en la situación clínica, sanitaria, variedades de consumo, frecuencia y dosificaciones y cualquier otro aspecto que se considere de importancia».
El dispositivo mencionado también posibilita a las personas usuarias y/o cultivadoras de cannabis medicinal contar con un soporte fehaciente referido a su actividad terapéutica. Con esto, las personas anotadas podrán tener «un soporte digital de su legítima actividad, y con ello la posibilidad de repeler eventuales acciones de persecución penal, de modo que no deban recurrir a la justicia para su autorización y no requieran mantenerse en la ilegalidad y sus correspondientes consecuencias».
«Cabe aclarar que el registro no auspicia ni promueve conductas relacionadas al consumo y/o cultivo de cannabis con fines medicinales únicamente, así como tampoco las conductas relacionadas a su comercialización ilícita sino favorecer a un sector comunitario vulnerable que resulta incluido hoy en la población criminalizada», remarca el proyecto de ordenanza.