Roban casas en 20 minutos

LADRONES EXPRESS

Un robo “express” se registró en una vivienda del barrio Villa Amalia de Santa Rosa y en un lapso que no superó los 20 minutos se robaron tres armas de fuego. Pese a que la alarma de la casa se disparó cuatro veces, los ladrones se movieron ágilmente y huyeron sin ser vistos.
El propietario había salido del inmueble escasos minutos antes de que los delincuentes entraran. Los ladrones eran buscados ayer intensamente y lo que más preocupa es que en la calle hay tres armas largas mal habidas y en malas manos.
Se trató de un robo bajo la modalidad conocida como “express” y que en su momento no fue informado a la sociedad por ninguna autoridad, habida cuenta de la peligrosidad que representa que desconocidos tengan armamento robado en su poder.
Por el hecho se inició una investigación y el caso quedó en manos del fiscal de Delitos Contra la Propiedad y Juicios Directos, Carlos Ordas. Fuentes policiales consultadas por este diario mencionaron que “el caso se está trabajando” y que “aún no han habido autores individualizados”.
El hecho ocurrió el sábado en una casa de la calle Toscano casi avenida Palacios. La vivienda estaba deshabitada, el dueño había salido del lugar a las 19.29 (exactamente) y no percibió ningún movimiento raro a su alrededor. Si bien no hay muchas pistas sobre el móvil, llama mucho la atención que los desconocidos hayan ido directamente a un lugar donde había un fusil, una carabina y una escopeta. Tomaron las tres armas y antes de las 19.50, abandonaron el lugar sin ser vistos.

Alarma.
Es cierto que nadie vio a los delincuentes actuar, sin embargo la alarma de la casa -de una reconocida empresa local- se disparó en cuatro oportunidades. Aún así los ladrones se manejaron con total impunidad, tomaron el botín y -quizá espantados por la propia alarma o sabiendo que estaban faltos de tiempo- huyeron rápidamente.
De acuerdo a los datos a los cuales accedió LA ARENA, el primer disparo de alarma se efectuó a escasos segundos de que los ladrones entraran -apenas después de las 19.30-. El segundo aviso fue a las 19.41 aproximadamente, y así fueron disparándose hasta el último que fue registrado a las 19.45. Cinco minutos más tarde (a las 19.50 horas) arribaron efectivos de la Seccional Primera, con dependencia en la zona, y el propietario de la casa. Sin embargo el robo ya se había consumado.

Protocolo.
De acuerdo a las consultas hechas por este medio, se cumplió con el protocolo de arribo de los uniformados al lugar donde se detecta con el disparo de una alarma. “Si se trata de una alarma monitoreada -como es en este caso- se dispara y su operador llama al 101 o a la Comisaría y ahí concurren los efectivos”. “Otro de los casos es que, si la alarma es sonora, y los vecinos la escuchan y llaman, ahí también se envía al o los móviles”, dijeron.