Inicio La Pampa Se cumplió un mes que desapareció un empleado judicial

Se cumplió un mes que desapareció un empleado judicial

HAY UN DETENIDO

El domingo se cumplió un mes del femicidio de la joven Claudia Alejandra Casmuz, cuyo cuerpo apareció cerca de Casa de Piedra en medio de la búsqueda de un empleado judicial, Javier Videla, que fue secuestrado en General Roca (Río Negro) y hasta hoy nada se sabe de él. Por ambos casos está detenido Antonio Gregorio Colicheo, quien se negó a brindar información.
El 4 de marzo, el único detenido ingresó a la vivienda que ocupaba Javier Videla y su pareja, Julio Sánchez. Tras efectuar varios disparos, secuestró al trabajador judicial y desde ese momento ya nadie más volvió a verlo. Por este caso, a Colicheo le formularon cargos por tentativa de homicidio a Sánchez, portación de armas y privación ilegítima de la libertad.
Un día más tarde, el dueño del puesto «La Perseverancia», ubicado a unos 30 kilómetros al sur de Casa de Piedra, donde trabajaba Colicheo, reportó su presencia y la aparición de restos humanos. El sospechoso fue detenido y días más tarde, también le formularon cargos por el femicidio de Claudia Casmuz. Sospechan que Colicheo la trasladó hasta esa zona rural y después le dio muerte efectuándole tres disparos.

A Viedma.
Desde entonces Colicheo estaba detenido en la Comisaría Tercera de Roca y el miércoles pasado fue trasladado a al Penal 1 de Viedma. Desde esa fuerza revelaron que no pudieron llevarlo al Penal 2 de Roca, porque allí hay un preso que es familiar de la mujer que habría ultimado.
Marcial Peralta, abogado de la familia de Videla, en declaraciones a la FM La Súper de Roca, lamentó que «Colicheo no ha dicho ni una sola palabra. No sólo por la desaparición de Javier, tampoco por el intento de homicidio de Julio Sánchez ni por el femicidio de Claudia Alejandra Casmuz, hechos por los cuales ya fue imputado».
La policía peritó una decena de teléfonos que le secuestraron a Colicheo, uno es de del desaparecido. «El celular de Javier marca que entre las 23 y 2.30 horas son todos movimientos cercanos a Roca, un viaje que va desde Roca a Allen y un regreso», precisó.
Los rastrillajes para tratar de dar con el paradero de Videla se siguen realizando y el abogado Peralta expresó que «sabemos que las horas que pasan desalientan la aparición con vida. La familia es absolutamente consciente que 30 días después se van esfumando las posibilidades de encontrarlo», admitió.
El domingo, familiares, amigos y compañeros de trabajo en el Poder Judicial realizaron una marcha. Más de tres cuadras de vehículos recorrieron las calles céntricas de la ciudad pidiendo por la aparición del trabajador desaparecido.

FOTO: COLICHEO FUE DETENIDO EN EL PENAL 1 DE VIEDMA. (DIARIO DE RIO NEGRO).