miércoles, 20 noviembre 2019
Inicio La Pampa "Se da una cuádruple vulnerabilidad"

«Se da una cuádruple vulnerabilidad»

FAMILIARES DE "EL BARDINO" ANTE EL RIESGO DE PERDER SU VIVIENDA

«Se da un cuadro de cuádruple vulnerabilidad» en la situación que están sufriendo quienes fueran esposa e hijo del reconocido cantautor Julio Domínguez, «El Bardino», dijo la abogada Marta Sánchez Alustiza, que los está patrocinando.
Como se informara, la cantante Ana Nélida Ramos (78), y Juan Bautista (23), familiares del autor de «Milonga Baya», se encuentran ante la posibilidad concreta de perder la casa que les pertenece en San Luis 645 de esta ciudad, en el Barrio Centro Empleados de Comercio.

Contestando demanda.
Sánchez Alustiza en estos momentos trabaja para contestar -tiene plazo hasta mañana jueves 24- una demanda por escrituración. Después de diversos procedimientos se llegó a una situación en la que Ramos y su hijo han sido intimados a presentarse en la Escribanía Cavalli para proceder a la firma de la respectiva documentación, para ceder su vivienda contra entrega de una suma pactada en dólares por parte del comprador.

Pasaron cosas.
Ayer, en una reunión de la que tomaron parte los familiares de «El Bardino», participaron también el diputado provincial del PJ, Jorge Lezcano; la abogada Sánchez Alustiza; y el presidente de la Asociación Pampeana de Escritores, Sergio De Matteo.
Al exponerse la situación se pudo saber que en su momento Ana Nélida Ramos -después de un Festival en Laborde, hace un par de años-, decidió que vendería su vivienda del Barrio Empleados de Comercio, que comparte con su hijo, para irse a vivir a la provincia de Córdoba «por razones de salud».

Monto en dólares.
Así fue que vendió la casa a un matrimonio de Santa Rosa, pactando que la transacción se haría mediante el pago de 61.300 dólares, de los cuales 20.000 fueron entregados por los compradores en el momento de la firma del boleto de compra venta, el 11 de noviembre de 2018. El compromiso suponía también que 45 días más tarde se debería abonar el resto del monto acordado -41.300 dólares-, «simultáneamente» con la entrega de la vivienda a los compradores.

Una deuda municipal.
Pero surgió un imprevisto: había una deuda por tasas municipales por 46.000 mil pesos, lo que naturalmente impedía la escrituración. El comprador se hizo cargo de ese monto -entregando 1.490 dólares-, pero ya se estaba fuera del plazo estipulado para las firmas con lo que -con la feria judicial mediante- todo se complicó y se fue de término.
Empezaron las idas y venidas -hubo otro profesional que intervino patrocinando a los Domínguez, que por supuesto cobró honorarios-, pero la solución no llegó.

Problemas de salud.
En síntesis, la familia de uno de los máximos exponentes del cancionero pampeano empezó a sufrir un problema que afectó considerablemente la salud de Ana Nélida Ramos: «En este tiempo perdí casi 30 kilos, y la estamos pasando muy mal», le dijo ayer a un cronista de este diario.
La intención -junto a Juan Bautista- era comprar una vivienda en Laborde, Córdoba, para radicarse allí dado que disponían de una posibilidad de trabajo, además de haber recibido la recomendación médica para Ana de instalarse en un lugar que ayudara con su problema de salud.

Juicio por deuda municipal.
Juan Bautista explicó hace algunos días que hizo un boleto de compra-venta con un comprador que acercó una inmobiliaria local. Se firmó en la escribanía Cavalli, comprometiéndose el comprador a entregar 20 mil dólares y contra entrega de la vivienda el resto de 41.300 dólares.
Pero todo se complicó porque -así lo afirmó el joven Domínguez-, el corredor inmobiliario le informó en primera instancia que el comprador no tenía los dólares para la segunda entrega; pero luego, el mismo agente le dijo que la traba respondía a otra situación: la aparición de una deuda por tasas que la casa San Luis 645 tenía pendiente de pago, importe por el que la Municipalidad de Santa Rosa había iniciado un juicio ejecutivo.

Todo se complica.
Con posterioridad Ana y Juan Bautista fueron intimados judicialmente a entregar la propiedad, pero vista la actual situación ya no disponen del dinero para avanzar con la compra de otra vivienda en Laborde, donde pensaban radicarse. Y encima corren el riesgo de quedar en la calle.
Según la abogada Sánchez Alustiza, el caso puede «ir a la larga», porque ella contestará la demanda por escrituración y -se sabe- los tiempos de la Justicia pueden ser muy extensos. «Se podría pensar en una resolución del contrato, es decir volver para atrás la transacción», expresó la profesional. Agregó de todos modos que «habrá que ver qué se puede negociar con la otra parte», cuyo abogado es Carlos González.

La APE solidaria.
El presidente de la APE, Sergio De Matteo, señaló que venía siguiendo el tema, y que la idea es trasladarlo al resto de la comisión directiva para ver «de qué manera» se puede ayudar a la familia de quien fuera uno de los más importantes artistas de nuestra provincia.
El dirigente explicó que la entidad no sólo se dedica a difundir el producido de nuestros autores, sino que «actúa de alguna manera como gremio» y «fija posiciones políticas».

Préstamo de la sede.
Recordó que en alguna oportunidad la Asociación Pampeana de Escritores prestó su sede para que viviera allí Juan Carlos Bustriazo Ortiz, quien después formó pareja y dejó el inmueble. Esta posibilidad sería una medida alternativa, porque se sabe que podría haber un largo camino judicial para resolver la cuestión.
El diputado Jorge Lezcano -que actuó como anfitrión de la reunión-, se comprometió a seguir de cerca lo que se vaya haciendo, y en principio puso a la abogada del gremio de UPCN para ayudar a los familiares de «El Bardino».

Cuádruple vulnerabilidad.
Ana Nélida Ramos sostuvo que -en las actuales circunstancias- no fueron muchos los que -aún cuando fueron amigos de Julio Domínguez- se acercaron a interesarse por el problema que hoy tienen. También la cantante lamentó que por la obra de Julio Domínguez -tanto ella, su esposa, como su hijo- no perciben ninguna clase de regalías.
En el final la abogada Sánchez Alustiza dejó planteado que «hay bastante para trabajar con este tema, acciones que «no serían en contra del comprador, sino de auxilio a quien lo está necesitando. Se da un cuadro de cuádruple vulnerabilidad, referida a las cuestiones ‘mujer’, ‘indígena’, ‘adulto mayor’ y ‘pobreza’. Es una problemática para abordar desde sus distintos aspectos», completó la profesional.