Inicio La Pampa Se dictarán capacitaciones con perspectiva de género

Se dictarán capacitaciones con perspectiva de género

CONCEJO PIQUENSE FIRMO CONVENIO CON SECRETARIA DE LA MUJER

El Concejo Deliberante de General Pico y la Secretaría de la Mujer de la Provincia, firmaron ayer un convenio para brindar capacitaciones con perspectivas de género a entidades sociales, deportivas y culturales de la ciudad. Este proyecto ya había sido aprobado por la totalidad de cuerpo legislativo, en el marco de la octava sesión anual ordinaria.
De la firma de convenio participó el presidente del Concejo, Daniel López; la titular de la Secretaría de la Mujer, Liliana Robledo; y la intendenta Fernanda Alonso.
Se trata de un convenio para realizar acciones conjuntas a los fines de dar cumplimiento a la ley provincial 3175, que dispone la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres. Las capacitaciones estarán dirigidas a entidades civiles de carácter social, deportivo, cultural o educativo.
«Desde el inicio de la gestión asumimos el compromiso de incorporar la perspectiva de género en todas las acciones que promovemos. En cada instancia buscamos trabajar por la transformación de las prácticas, tanto dentro como fuera del ámbito público, para lograr la remoción de los patrones socioculturales que promueven y sostienen la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre las mujeres y diversidades, y así generar un pensamiento con perspectiva de género en clave transversal a todo lo que hacemos», señaló López.
«Celebramos este convenio para aportar una propuesta concreta con el eje puesto en la Ley Micaela, y a su vez poder avanzar en otros ámbitos, como las asociaciones civiles, las entidades culturales, deportivas, sociales o educativas, donde podamos llevar distintas instancias de formación y capacitación con perspectiva de género. Intentaremos llegar a todas las instituciones intermedias que sabemos que trabajan con jóvenes, niños, niñas, adolescentes», agregó.

Perspectiva.
Por su parte, Robledo destacó que es «necesario que las políticas de género y la perspectiva de género lleguen de manera transversal a toda la comunidad. Nos pareció importante que desde este ámbito legislativo se propicie este tipo de convenio para ayudarnos a llegar a todas las instituciones, al común de cualquier vecino y vecina que quiera capacitarse o tener contacto directo con las áreas de género».
También agregó que «desde el gobierno provincial pretendemos que sea una política de Estado, que más allá de las distintas personas que ocupen los espacios, sigan propiciando la perspectiva de género a lo largo del tiempo».
Por último, resaltó que la Secretaría trabaja en la actualidad con capacitaciones desde la virtualidad, y que el foco está puesto en la difusión de los canales de atención directa.
«Todavía hay muchas personas que tienen situaciones de violencia y no saben a dónde recurrir o van al lugar equivocado, y se las revictimiza, porque no llegan nunca al área específica. Tenemos áreas específicas trabajando en la temática con equipos técnicos especializados para ayudar, atender, resolver y brindar todas las herramientas del Estado nacional, provincial y municipal para la atención de esa situación de vulnerabilidad», indicó.

Ayuda económica a víctimas
La intendenta esta ciudad, Fernanda Alonso, indicó que el municipio implementará a través de un programa nacional, un acompañamiento económico a mujeres que son víctimas de violencia de género.
«Aquellas mujeres que fueran víctimas de violencia, podrán acceder a un acompañamiento económico por seis meses de 16 mil pesos mensuales, que les permite afrontar esa decisión, porque la cuestión económica a veces es el impedimento para denunciar», manifestó la jefa comunal.
Además, agregó que el jueves 24 de junio, junto a personal de la Secretaría de la Mujer y de Anses, se hará una actividad en la zona céntrica para difundir la implementación de este beneficio.
Por último, la mandataria municipal destacó que el trabajo que hace el municipio en materia de género, y explicó que se trata de que «la ruta crítica que le toca transitar a la mujer que tiene vulnerados sus derechos, resulte una ruta amigable».