Inicio La Pampa Se dictaron más sentencias que las causas ingresadas

Se dictaron más sentencias que las causas ingresadas

CAMARA DE APELACIONES DE SANTA ROSA

La Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de Santa Rosa -ratificando una tendencia iniciada en 2017- dictó por tercer año consecutivo más sentencias que causas ingresadas. Así el rendimiento trianual promedio a favor fue del 24,9 por ciento.
Esa inclinación favorable comenzó a verse desde 2017, luego que en el segundo semestre del año anterior la Cámara relevara y compulsara más de un millar de causas ingresadas con anterioridad al receso invernal de 2016. De ese modo, en el primero de los tres períodos se sentenciaron 122 expedientes más que los entrantes (un índice de +22,7 por ciento) y esa dirección se profundizó en 2018 cuando la cifra trepó a 152, con un rendimiento positivo del 32,9 por ciento.
En 2019, con un organismo más ordenado, la propensión se mantuvo aunque con números más equilibrados, lo que quedó demostrado con un valor anual favorable del 19,2 por ciento. A ese porcentaje se llegó teniendo en cuenta que entraron 446 causas y se expidieron 532 fallos.
Cuando el análisis de los expedientes entrantes se hace en función de la materia, el 35 por ciento de ellos este año correspondió a sentencias interlocutorias, que son las que resuelven cuestiones controversiales en incidencias que se van dando durante un litigio, pero no el asunto principal.
Del 65 por ciento restante, con un 22 por ciento aparecen los procesos urgentes, con otro 22 los juicios civiles y comerciales (ejecuciones, daños y perjuicios, contratos, sucesiones, etc.) y, finalmente, casi a la par, con el 21 por ciento, las demandas laborales.

Amparos y familia.
Por otra parte, en el ámbito de lo que se denominan procesos urgentes -muchos de ellos relacionados en forma directa con conflictos sociales-, los juicios por amparo prácticamente se duplicaron en comparación con 2018, alcanzando un 13 por ciento del total de ellos.
Con respecto a la litigiosidad recursiva en el fuero de familia (contribución alimentaria, régimen comunicacional con niños, niñas y adolescentes, demandas por filiación, guarda y cuidado personal, situaciones de adoptabilidad, etc.), creció por tercer año consecutivo y abarcó poco menos que la mitad de los expedientes que ingresaron como procesos urgentes. En 2017 había sido el 23 por ciento del total, el año pasado el 37 y ahora el 42.

Datos interesantes.
Otras cifras que merecen destacarse -señalaron desde la Justicia pampeana- del muestreo comparativo de los últimos dos años de tramitación de apelaciones ante la Cámara refieren a: Las controversias sobre competencia entre jueces de primera instancia se mantuvieron altas, representando el 10 por ciento de las resoluciones totales interlocutorias; las resoluciones por recusaciones o excusaciones en 2019 se quintuplicaron; las apelaciones directas (por ejemplo, expedientes relacionados con la Ley de Defensa del Consumidor) disminuyeron cuatro veces, pasando del 12 por ciento el año pasado, al 3 por ciento.
Por otro lado, se reveló que en los procesos relacionados con Derecho del Trabajo, los conflictos por relaciones individuales (despidos) y controversias remuneratorias se mantuvieron igual, mientras que en los últimos años la Cámara viene manteniendo la siguiente relación: una de cada tres sentencias corresponde al fuero laboral. A su vez, las causas por accidentes de trabajo se duplicaron, pero continuaron representando valores porcentuales bajos.
En lo que respecta a las apelaciones por daños y perjuicios en juicios contra el Estado no mostraron cambios de tendencia y en las apelaciones por resarcimiento en accidentes de tránsito mostraron un incremento notable del 50 por ciento con respecto a los valores del año anterior. Un detalle interesante es que los casos por simulación se duplicaron. Ellos se refieren a declaraciones ficticias de voluntad, buscando generalmente fingir actos o contratos con el fin de perjudicar a un tercero.

Encabezada.
La Cámara de Apelaciones de la Primera Circunscripción Judicial fue presidida este año por el juez Guillermo Samuel Salas, quien será continuado en 2020 por Marina E. Alvarez. Para el año próximo las tres salas quedarán conformadas por las juezas M. Alvarez y Laura Torres (Sala 1), Adriana Gómez Luna y Fabiana Beatriz Berardi (Sala 2) y G. Salas y la jueza Laura Cagliolo (Sala 3).