Se durmió y volcó

RUTA 10: FAMILIA DE BAHIA BLANCA SALIO ILESA

El vuelco de un auto ayer a la mañana a unos 20 kilómetros al oeste de Winifreda terminó sin provocar graves heridas a una familia que viajaba en el vehículo siniestrado.
El automóvil se movilizaba desde Mendoza hacia Bahía Blanca con cinco personas oriundas de la ciudad bonaerense y su conductor, por causas que se investigan, se quedó dormido. A bordo del Chevrolet Prisma color blanco iban un hombre, su esposa, un niño de 10 años, una niña de 3 años y un sobrino de uno los adultos de 19 años, quien era el que manejaba al momento del siniestro vial, que se produjo a las 7.40 de ayer a la altura del kilómetro 101 de la ruta provincial 10.
A pesar del susto y de los golpes propios del vuelco, sus ocupantes no sufrieron lesiones consideradas de gravedad y salieron del habitáculo por sus propios medios. Alertados por la situación, arribaron rápidamente al lugar policías de Winifreda junto a una ambulancia del hospital y bomberos voluntarios. Los tres mayores y los dos menores fueron asistidos en la zona y después la mujer con sus dos hijos trasladados al establecimiento asistencial local para una mejor atención.
Según las fuentes policiales consultadas por este diario, el conductor del auto confesó que se durmió, perdió el control del volante y el rodado terminó dando un tumbo sobre una de las banquinas y estacionado en posición normal.