Inicio La Pampa Se endurecen los controles nocturnos

Se endurecen los controles nocturnos

CLAUSURAN SEIS COMERCIOS GASTRONOMICOS Y DESBARATAN FIESTAS CLANDESTINAS

El Ejecutivo provincial endureció los controles con el objetivo de evitar que empeore la situación sanitaria en el territorio ante la segunda ola de Covid. Por estos motivos, se profundizaron los operativos para desbaratar fiestas clandestinas y sancionar a los comercios que incumplen los protocolos
En ese marco, y facultados con el nuevo decreto que les permite intervenir por su cuenta, efectivos de la Policía de La Pampa llevaron a cabo una importante cantidad de clausuras en distintos comercios gastronómicos entre la noche del sábado y la madrugada del domingo.
Según informaron fuentes policiales a LA ARENA, las actuaciones se iniciaron a raíz de que los locales no estaban cumpliendo con las medidas preventivas establecidas en el marco de la pandemia. En esa línea, detallaron que uno de los locales clausurados en la capital pampeana se ubica en la calle Alsina, otro en la Alvear, otro en la Yrigoyen, frente a la plaza San Martín, y el restante en la calle Juan B. Justo.

En Toay.

Por otro lado, efectivos procedieron a la clausura de dos cervecerías ubicadas en la vecina localidad de Toay. Una de ellas, según explicaron las fuentes consultadas por este diario, está ubicada en la intersección de 9 de Julio e Independencia, mientras que la otra está sobre 9 de Julio y 13 de Caballería.
«En el primero, se constató que había gente consumiendo en la barra y no se respetaba el distanciamiento entre las mesas ni la cantidad de clientes en cada una de ellas. En el segundo caso, se observó personas consumiendo también en la barra del lugar», detallaron.

Clandestinas.

Tal como viene ocurriendo los últimos fines de semana, durante la madrugada de este domingo la policía tuvo que intervenir en dos fiestas clandestinas que se estaban realizando en la ciudad de Santa Rosa. Ninguna de las reuniones cumplió con la cantidad de personas permitidas, y se llevaban a cabo fuera del horario permitido.
Fuentes policiales precisaron que tomaron conocimiento alrededor de las 3.45 de una de ellas a raíz de un llamado al 101. De esta manera, los efectivos llegaron a una vivienda ubicada en la calle Madre María al 500 y constató que se estaba celebrando un cumpleaños con la participación de 37 menores de edad. «La madre de la cumpleañera había autorizado el encuentro. Intervino la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia, que entregó todos los menores a sus padres». En el lugar secuestraron, entre otras cosas, bebidas alcohólicas.
La segunda juntada ilegal ocurrió en una quinta alquilada ubicada en las calles Bertón y Álamos de Primavera. «Allí se constató la presencia de 26 personas. Se secuestraron cuatro motos, dos autos y un parlante», indicaron los voceros y agregaron que «una de las personas fue demorada y se le inició una causa por resistencia a la autoridad».

Clausuran locales en General Pico.

La policía piquense realizó ayer a la madrugada múltiples clausuras e infracciones a comercios gastronómicos, que no se ajustaban a las medidas dispuestas por el Gobierno provincial ante la pandemia de Covid–19. Esto se dio en el marco del nuevo decreto provincial que faculta a la policía a clausurar locales nocturnos, cuando ello antes era competencia de los municipios.
Las diferentes comisarías clausuraron ayer a la madrugada cerca de una decena de locales nocturnos. En algunos casos se debió por la falta de barbijo y de distanciamiento entre las mesas. La policía también intervino en diferentes encuentros clandestinos que se realizaron en la ciudad.
Lucas Rinaldi, titular de la Comisaría Tercera, le confirmó a este diario que personal de la dependencia que él dirige, infraccionó y clausuró dos comercios gastronómicos piquenses. Indicó que trabajaron en forma conjunta con personal municipal, con efectivos de la UR II y con inspectores de la Secretaría de Trabajo.