Se entoscan diez calles en Uriburu

DE LAS 60 CUADRAS DE LA ZONA URBANA SOLO RESTAN PAVIMENTAR 17

El intendente de Uriburu, Roberto Gómez, en este poco más de un año que le queda de gestión, se puso como objetivo pavimentar todas las calles de la zona urbana de la localidad. Actualmente quedan 17 cuadras por asfaltar y ya se han entoscado una decena de ellas. Antes de fin de año comenzarían los trabajos de pavimentación, con maquinarias y operarios de la comuna.
La crisis económica que se vive en el país, que en esta localidad se vio reflejada con el cierre en los últimos años de dos empresas importantes, como el frigorífico y la aceitera, llevó a las autoridades municipales a la postergación de la pavimentación de las calles, entre otras obras previstas, y se incorporó a una decena de jornaleros a la comuna. Con el paso de los meses, las plantas siguen cerradas y sin miras de reabrir. Pero esos trabajadores siguen empleados en el municipio. También la comuna invirtió en el Centro Recretarivo “Ojo de Agua” y en el futuro camping para alojar a los visitantes de la laguna.
Gómez, quien ya le confirmó hace unos meses a LA ARENA que no se presentará para otro mandato al frente del municipio, señaló que se seguirá trabajando en el entoscado de calles y cuando se obtengan fondos para el preparado asfáltico, se comenzarán con las tareas.

Más de 30 cuadras.
De las 60 cuadras que posee la zona urbana de la localidad, 43 están asfaltadas. Desde 2011 cuando asumió el actual mandatario comunal se hicieron 33 cuadras de asfalto, además de las obras de cordón cuneta.
El año pasado, el municipio tenía como objetivo terminar de pavimentar toda la zona urbana, pero la falta de fondos por los motivos antes expuestos no se pudo concretar.
También, indicaron desde la comuna, se invirtió mucho dinero para acondicionar caminos vecinales afectados por las inundaciones, y la apuesta a condicionar el Centro Recreativo Ojo de Agua y la construcción de un camping, postergó la obra. Igualmente se entoscaron algunas calles, ya llevan alrededor de diez, las cuales se asfaltarían en las próximas semanas.
Los trabajos se llevan a cabo con personal y maquinarias del municipio. Para ello hace casi tres años, la comuna adquirió un equipo para riego asfáltico, que fue colocado sobre un camión que tenía la municipalidad. El equipamiento es un distribuidor de asfalto hidrostático, marca Fracchia Equipos, modelo DA 60H, con capacidad para 6.000 litros con barra de riego de 3,60 metros.
Esta adquisición de la comuna, además de permitir asfaltar nuevas cuadras en el pueblo, facilita el mantenimiento de las calles que ya se encuentran pavimentadas.