Se fueron los flamencos

Unos 5.000 flamencos nacieron durante el verano en la colonia de nidificación que se formó en la isla de una laguna de la zona de Dorila. La colonia ya está abandonada y los investigadores estiman que este año los flamencos no volverán a la zona dado que las condiciones ambientales han cambiado drásticamente.
La Dirección de Recursos Naturales del Ministerio de la Producción del gobierno pampeano dio a conocer el informe que elaboró junto a la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de La Pampa sobre la colonia de nidificación de Flamencos australes encontrada en el norte de la provincia. Los investigadores estimaron que al momento de su detección, la colonia contenía unos 4.000 nidos, y más de 8.000 ejemplares adultos.
La colonia se encontró hace un año aproximadamente cuando un aviador que sobrevolaba la zona la observara e informara de su existencia. La trascendencia de la novedad hizo que algunas personas se acercaran hasta allí y otros la sobrevolaran con aviones o incluso drones. Esto motivó a la Dirección de Recursos Naturales de la provincia a solicitar al dueño del predio rural que no permitiera ningún ingreso sin autorización. De hecho, el personal de la DGR y de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales recién fue al lugar a mediados de mayo, cuando las crías ya habían nacido.
El informe “Colonia de Flamencos Australes en la provincia de La Pampa” fue elaborado por Ramón Alberto Sosa, Federico Bruno y Marcelo Dolsan y está disponible en la página web de la Dirección de Recursos Naturales, y en su página en la red Facebook. Los primeros estudios de la colonia se hicieron en base a fotografías aéreas y filmaciones tomadas realizadas con drones.

Exito reproductivo.
Sosa, Bruno y Dolsan estimaron en su informe que la colonia comprendió unos 4.000 nidos aproximadamente y mas de 8.000 ejemplares adultos en el momento de la nidificación. Cuando concurrieron al lugar, contabilizaron unos 5.000 ejemplares juveniles, lo que indica que además de los polluelos nacidos allí, también había juveniles nacidos en alguna colonia cercana.
Esta gran cantidad de juveniles “marca el éxito reproductivo que alcanzó la misma”, destacaron los investigadores en su informe. Cabe señalar que la de Dorila es la mayor colonia detectada en nuestra provincia, donde hay registros de otros sitios de nidificación pero de número mucho menor.
El flamenco austral, de nombre científico “Phoenicopterus chilensis”, es un ave acuática endémica de América del Sur y cuya distribución va desde las costas del centro-sur del Perú y sur del Brasil hasta la Patagonia. Esta colonia tuvo la particularidad de desarrollarse en un campo agrícola y de ser la más grande descripta para la provincia de La Pampa. Las colonias de nidificación se forman en ambientes acuáticos en los cuales las condiciones ambientales y características fisicoquímicas del agua les aportan protección y alimento, respectivamente.
En la mayoría de los casos, los flamencos eligen islas para levantar sus nidos como forma de protegerse de sus predadores naturales. En otros casos lo hacen en las costas de las lagunas, en áreas inundables.
Las estimaciones realizadas a partir del análisis de las imágenes que aportaron Pampa Diario y Fly Drone arrojaron un número aproximado de 8125 individuos. Estos datos se condicen con los registrado para la cantidad de nidos que se observaron en el lugar durante la visita del mes de mayo. En esta recorrida también se pudo apreciar que no se trató de una colonia, sino de dos: una de unos 1.000 nidos y otra de unos 3.000, separadas por unos 500 metros.
Considerando que hubo una pareja activa por nido esto arrojaría una totalidad de 80.00 individuos aproximadamente. Así mismo se censaron los juveniles que se encontraban al momento del muestreo, los que aproximadamente fueron 5.000 individuos, en su mayoría juveniles, acompañados por unos pocos adultos.

Primer estudio.
Este es el primer estudio que se realiza sobre una colonia de flamencos en La Pampa, teniendo características muy particulares, como es la de haberse desarrollado en un ambiente en donde predomina la actividad agrícola, y en menor medida la ganadería.
Esto hubiera hecho presumir que la laguna no era apta para la nidificación, dado que los flamencos son sensibles a los ambientes contaminados, o a condiciones ambientales extremas. Sin embargo, se produjo la colonia más grande registrada para esta provincia. Las características fisicoquímicas del agua reflejan una laguna con buenas condiciones ambientales. La diversidad de organismos planctónicos y la presencia de especies poco comunes, como así también a la ausencia de Artemia salina, el pequeño crustáceo que les otorga el típico color rosado y principal especie en la dieta de los adultos, hace suponer que los flamencos adultos se han alimentado en otros sitios.

No vuelven este año
Una vez que los pichones estuvieron en condiciones de volar, adultos y juveniles abandonaron el lugar. Es poco probable que los flamencos vuelvan este año. El cambio de las condiciones ambientales -se pasó de un año muy húmedo a otro de gran sequía-, es el factor que más influye en esta presunción. La “isla” que daba seguridad a los flamencos ya no existe, y la sequía modificó las características químicas del agua.