Inicio La Pampa Se graduó por Whatsapp

Se graduó por Whatsapp

PIQUENSE SE RECIBIO DE PROFESOR DE MUSICA

A principios de la semana, Mario Martínez rindió a través de Whatsapp la última materia del Profesorado de Música que cursó en el Instituto Superior de Bellas Artes (ISBA), y así se convirtió en el primer graduado virtual de General Pico, durante esta cuarentena.
Un tribunal docente que encabezó Claudia Pechín (titular de la cátedra), y que también integraron Federica Ussino y Adriana Garbarino, evaluó y calificó con un «ocho» al estudiante que rindió «Espacio de Definición Institucional III».
«Estoy muy contento de haber culminado esta etapa. Llegue a la conclusión de que soy el primer y único estudiante que se recibió en Bellas Artes durante la pandemia. La tesina consiste en hacer un trabajo integrador, una producción artística que reúna conceptos de todos los años. Tuve que presentar una obra por video llamada de Whatsapp. Eso fue bastante especial, porque antes habíamos probado con otros medios y por problemas de conexión y tiempos esta fue la mejor opción», le dijo a LA ARENA.
Desde la entidad aseguraron que Martínez, fue el único alumno que se «animó» a rendir de manera virtual, y que presentar una tesis en las condiciones actuales, resulta muy complejo, dado que los estudiantes no cuentan con los recursos técnicos necesarios para una presentación de este tipo, como sonido, espacio e iluminación, entre otros requerimientos.
En el caso del nuevo graduado, presentó su obra y luego hizo una defensa oral de su trabajo, lo cual significó una experiencia nueva para la institución.

Cursado.
El profesorado de música que se dicta en esta ciudad consta de cuarenta materias que se cursan a lo largo de cuatro años. Además incluye un espacio de práctica docente, en los diferentes años de la carrera.
«A medida que van pasando los años participamos más. Uno va estando de observador y vamos avanzando desde jardín hasta secundario. Tuve muy buenas experiencias en los colegios. También tenemos materias pedagógicas y de práctica. En mi caso, podía elegir entre profesor de piano o guitarra, y como hace años que toca la guitarra, me volqué por ese lado. También teníamos materias de lenguaje musical y de dirección coral. Es una carrera muy completa», contó.
El flamante graduado dio cuenta que fue el único que se presentó en las mesas de abril y mayo, que están disponibles para aquellos alumnos que están ante la última materia de la carrera.
«A mi me tocó una situación muy especial, porque las mesas de abril y mayo son para los alumnos que están libres y necesitan rendir por vencimiento de materias o para quienes tienen la última materia de la carrera. En ese caso yo el único que rindió en todo el ISBA», finalizó.