miércoles, 27 octubre 2021
Inicio La Pampa "Se hacen cargo de la inversión"

«Se hacen cargo de la inversión»

EL TITULAR DE VIALIDAD PROVINCIAL SOBRE LAS OBRAS EN LAS RUTAS PROVINCIALES

El presidente de la Dirección Provincial de Vialidad, Rodrigo Cadenas, dijo que el gobierno nacional actual reconoció el deterioro que sufrieron las rutas de La Pampa por el exceso de tráfico al que fueron sometidas luego de las inundaciones de 2017. Entonces, varias rutas nacionales como la 35, la 188 y la 5 se cortaron por anegamientos y el transporte de cargas debió tomar caminos alternativos, recurriendo a las trazas provinciales.
«Ahora se firmó un convenio de contraprestación, donde la Nación se hace cargo de la inversión tanto en red nacional como en red provincial», explicó el funcionario al programa La Parte y el Todo, en CPEtv.
-¿Reconocen que por el mal estado de la red nacional se sobrecargó la red provincial?
-Claro, eso se entendió con todos los cortes allá por las inundaciones de 2017, que provocaron un exceso de tránsito en las rutas provinciales. Fueron distintos cortes, los más significativos fueron en la 35, en la zona de Embajador Martini y en la zona de Eduardo Castex, y otros de poco tiempo, como en la 188 ó en la 5. Las rutas están dimensionadas para cantidad de vehículos, que pueden pasar en el transcurso de un año o un mes. La cantidad de vehículos que pasan por una ruta nacional es superior a la de las rutas provinciales. El deterioro que sufrió la red provincial es muy grande, en ese sentido, la ruta 1, la ruta 7, nos obligaron a tomar intervenciones, donde en cualquier programa de Vialidad Provincial no estaba contemplada esa inversión sino para más adelante. En ese marco también vialidad nacional reconoce esa problemática y suma en este convenio a las rutas provinciales 18 y 20.
-¿Y la ruta provincial 14 y la Ruta de la Cría? Muchos camiones circulan por allí, algunos con arena para Vaca Muerta.
-Sí, esto está reconocido por Nación y por eso se firman estos convenios.
-¿Hay controles?
-Los controles por parte de Vialidad Nacional y de Vialidad Provincial existen. Tenemos balanzas móviles en la zona de Victorica, en la zona de Rolón. Se busca el efecto sorpresa. Entendemos que con la tecnología que existe hoy, evadir un control de estos es fácil, porque es mucha la conectividad. Uno trata de generar la mayor cantidad de operativos sorpresa en la ruta, coordinados con Vialidad Nacional, para quitar la capacidad de escape por rutas alternativas.
-¿Cómo tomaron la noticia de que en Chile están proponiendo una vía alternativa a la ruta 40 que pasaría por la ruta provincial 10?
-No tenemos información, ni pedidos de autorización. Claramente que mayor tránsito generaría un mayor deterioro, pero me parece que también la utilización de rutas puede traer un movimiento económico a la provincia que sería beneficioso. Obviamente habría que atender este paso con inversiones.
-El trayecto es desde Santa Isabel hasta La Adela. ¿Cuánto tarda un camión en hacerlo?
-Seguramente todo el día. En ese caso habría que trabajar en generar áreas de servicio y tener cierta dinámica en la economía de los pueblos. Deberíamos sacar fruto de eso. Estaríamos hablando de tránsito internacional y esto debería venir acompañado de inversiones.
-¿Cuáles son las rutas que más preocupan a Vialidad Provincial?
-El corredor que utiliza la producción de Vaca Muerta. La arena del Paraná, para el fracking, tiene como paso obligado La Pampa, es por eso que el corredor conformado por las rutas 18, 9 y 20 es el que más está en juego, porque es mucha la cantidad de camiones que vienen con arena y es la ruta que está más solicitada. Entran por la ruta 18, que era la ruta 60, toman la 35 y automáticamente hacen un tramo sobre la 1 y la 18 ó sobre la 35 y la 20 -Ruta del Desierto- que es lo que se firmó el convenio con Vialidad Nacional días atrás. Se firmó por 57 kilómetros, pero la ruta tiene 190, con lo cual esto es un puntapié, porque las obras deberán continuar para completar toda la extensión.
-Una de las medidas que se acordó con VN fue la iluminación de todos los cruces. Pero algunos necesitan rotondas, como la travesía urbana de General Acha y la curva de Trebolares. ¿Hay proyectos en carpeta?
-Sobre la curva de Trebolares se hicieron infinidad de estudios por parte de Vialidad Provincial, que dan cuenta que la geometría de la curva es la correcta, así como también el peralte.
-¿No hace falta una rotonda ahí?
-Las rotondas tienen su razón de ser teórica que tienen que ver con el flujo de tránsito que exista, y el flujo de tránsito allí no requiere una rotonda. De todos modos, lo que está más ligado a los siniestros en ese lugar es la velocidad.
-¿La gente circula por encima de la velocidad permitida?
-La velocidad máxima es la que manda, la que indica la cartelería. Debe ser de 80 ó 90 kilómetros por hora, aunque se diseña para más. Así y todo, evidentemente, por la velocidad a la que circulan algunas personas, por los nuevos vehículos y la imprudencia, a veces terminan mal. Hay que respetar las velocidades permitidas.
-¿Y la travesía urbana de Acha?
-es parte de este convenio que se firmó y allí está contemplada la cuestión de la seguridad. Pronto Vialidad Provincial va a licitar y Vialidad Nacional va a financiar. Esto se realizará en los próximos meses. El plano ya está y la documentación técnica está siendo elaborada por las dos vialidades. A esto se agrega la iluminación en cruces.

Los alcances del acuerdo.
El acuerdo firmado entre la Provincia y Vialidad Nacional alcanza un monto total de 4.741.030.712 pesos, por obras que constituirán un beneficio para 19 localidades. En el caso de la Travesía Urbana en General Acha, las obras se realizarán entre el kilómetro 25 de la ruta provincial 9 y el puesto de control de carga ubicado en el kilómetro 32 de la misma ruta. La inversión en este caso es de 347.911.000 pesos.
En la ruta provincial 20, la Ruta del Desierto, entre el kilómetro 328 y su intersección con la Ruta Nacional 151, se trabajará en la rehabilitación y mantenimiento, con una inversión de 2.189 millones de pesos. El mismo trabajo se realizará sobre la ruta provincial 18, entre la ruta 1 y la nacional 35, que implicará una erogación de más de 1.781 millones de pesos, que se invertirán en Macachín y Doblas. Se realizarán mejoras en accesos e iluminación para 14 localidades donde hay cruces de rutas nacionales y provinciales. La inversión en este caso llegará a $ 422.819.000. Los trabajos serán en las rutas nacionales 5, 188, 35, 152, 143 y 151 y beneficiarán en forma directa a Jacinto Arauz, San Martín, Bernasconi, Abramo, Perú, Catriló, Lonquimay, Riglos, Alpachiri, Quehué, Adolfo Van Praet, Anguil, Larroudé e Hilario Lagos.