“Se me tiró encima y me quería cortar el cuello”

ENJUICIAN A UN VECINO ALVEARENSE POR INTENTO DE HOMICIDIO

El hecho ocurrió en noviembre pasado a la salida de una despensa. El damnificado sufrió una herida de arma blanca, por la que quedó internado varios días en el hospital Centeno de General Pico. Este martes declararon ocho testigos y hubo un careo entre los involucrados.
El juez de audiencia piquense, Florentino Rubio, coordina desde este martes el debate oral y público que se sigue contra un vecino alvearense acusado del cargo de Homicidio simple en grado de tentativa. El juicio se desarrollará a lo largo de cuatro audiencias y culminará el viernes con la lectura de los alegatos finales. En la jornada de este martes declararon el imputado y la víctima, y hasta hubo un careo entre ellos.
Poco después de las 9 en la sala 1 de los tribunales de esta ciudad, comenzó el juicio oral contra Lucio Alberto Cárdenas (45), acusado de haber herido en noviembre del año anterior con un arma blanca a un joven identificado como Maximiliano Carante. El hecho se produjo a la salida de un local comercial al que la víctima había ido a comprar cigarrillos.
El fiscal Guillermo Komarofky, quien llevó adelante la investigación junto a su colega Emilia Oporto, de manera inicial relató la teoría del caso que sostiene la fiscalía. El funcionario judicial manifestó que el hecho investigado ocurrió cerca de las 22.30 del 29 de noviembre pasado, en el momento en el que Carante salía de una despensa. El fiscal sostuvo que el acusado descendió de su auto, sorprendió desde atrás a la víctima y le dio un puntazo que le provocó “múltiples perforaciones”.
También sostuvo que luego intentó herirlo con el arma blanca en la zona del cuello y de la cara y que un grupo de mujeres, entre las que se encontraba la esposa del imputado, lograron que cesara en la agresión.
El fiscal indicó que el hecho debe encuadrarse en la figura del Homicidio simple en grado de tentativa, y en disidencia con esto, el defensor Abel Tannus Mafud entendió que se trataron de Lesiones graves.

Declaraciones y careo.
El acusado prestó declaración, respondió las preguntas formuladas por la fiscalía y aseguró que atacó a Carante en represalia por una agresión que su hijo había sufrido tiempo atrás, por parte del damnificado de esta causa.
En su relato, el imputado dijo que se acercó al joven a preguntarle por qué había agredido a su hijo y remarcó que no continuó la agresión cuando la víctima cayó al suelo. También señaló que es habitual que lleve un cuchillo en la cintura, a la vez que agregó que Carante quiso golpearlo y que en un intento defensivo lo hirió con el arma blanca.
Cárdenas fue detenido poco después de ocurrido el hecho, luego que el propio damnificado lo identificara ante el personal policial. En un allanamiento realizado al día siguiente en la localidad, se encontró el cuchillo que habría utilizado para consumar la agresión.
Uno de los primeros testigos citados por la fiscalía, fue el propio damnificado, quien contradijo al acusado en el relato de los hechos investigados.
Carante indicó que fue agredido por Cárdenas “supuestamente por un problema que tuve con un hijo de él hace muchos años” y que por ello, le decía que “me iba a hacer algo”.
En otra parte de su declaración ante preguntas de la defensa y de los fiscales, la víctima refirió que el ataque fue por la espalda y que una vez que cayó al piso, lo continuó agrediendo.
“Se me tiró encima y me quería cortar el cuello”, declaró el damnificado, quien luego se enfrentó con Cárdenas en un careo que fue solicitado por el defensor.
Luego declararon otros policías de Intendente Alvear, que participaron de la detención del imputado y de los allanamientos que se llevaron a cabo en el marco de la investigación. El juicio continuará hoy, seguirá mañana y culminará el viernes, con los alegatos de clausura.