“Se paralizaron las obras nuevas”

PREOCUPACION EN LA UNIVERSIDAD POR EL AJUSTE DE NACION

El flamante titular de la UNLPam quiere saber qué obras serán afectadas por el achique presupuestario y cuáles no. Sumó su preocupación a una medida del gobierno nacional que avanza sobre la autonomía universitaria.

El rector de la Universidad Nacional de La Pampa, Oscar Alpa, realizó en su primera semana de gestión trámites protocolares y formales ante la Secretaría de Políticas Universitarias y el Consejo Interuniversitario Nacional. En la SPU le confirmaron que todo lo sea obras nuevas está parado y así seguirá, mientras que en el CIN palpó la preocupación por el avance del gobierno nacional en un aspecto de la autonomía universitaria. Preocupa el impacto que tendrá en la UNLPam el ajuste del 3 por ciento dispuesto a nivel nacional.
El contador Oscar Alpa cumplió en estos días su primera semana al frente de la Universidad Nacional de La Pampa, cargo al que llegó tras imponerse en el ballotage realizado en los primeros días de mayo. Estos primeros días estuvieron dedicados a hacer presentaciones formales a nivel provincial -ya estuvo con el presidente del Banco de La Pampa, Alexis Iviglia- y a nivel nacional.

En diálogo con LA ARENA, señaló que una de las prioridades en el plano local es trabajar sobre el proyecto de presupuesto de la UNLPam para este año, que la gestión anterior presentó al Consejo Superior en la anteúltima sesión. “Queremos trabajar para ver si podemos aprobarlo en una o dos sesiones”, bregó Alpa. En esta semana, el proyecto será girado a las Facultades para que tomen conocimiento y hagan sus aportes.
En la semana entrante Alpa mantendrá la primera reunión formal con el gremio que concentra a los docentes de la UNLPam, la Asociación de Docentes Universitarios (ADU). La situación con los docentes también fue tema de conversación en Buenos Aires, en particular en la Secretaría de Políticas Universitarias, donde le confirmaron que la posición del gobierno nacional es no moverse de la oferta del 15 por ciento de incremento salarial, sin cláusula gatillo.
“Si pensamos que el sindicato pide un 25 por ciento de incremento salarial, vemos que la brecha es grande”, sostuvo Alpa. En ese complejo escenario, un dato favorable que trajo el rector desde Buenos Aires es que el gobierno pagará un cinco por ciento de incremento a cuenta del futuro resultado de la paritaria. Se liquidará con el salario de mayo.

Autonomía

En la provincia de La Rioja hubo una reunión para analizar un tema que preocupa a las universidades argentinas: la resolución del gobierno nacional que estableció el mecanismo y requisitos para designar auditores “en organismos públicos”.
La preocupación, explicó Alpa, “es que se equipara a una universidad con un organismo público, porque significa un avasallamiento de la autonomía universitaria”. En el plano político institucional “las universidades nacionales entendemos que al ser una auditoría interna, y merced a la autonomía universitaria son las mismas universidades las que determinan el procedimiento para designar su auditor”, reflexionó Alpa.
Este tema fue incluso analizado a nivel local con el actual auditor de la UNLPam, el contador Javier Folmer, quien tiene mandato hasta el 30 de junio.
“Cuando asumí planteamos que queríamos la mayor transparencia y tranquilidad para nuestra universidad, por eso confirmo que durante mi gestión la auditoría de la UNLPam va a estar en manos de la oposición”, recordó. “Vamos a coordinar con la oposición para que proponga el nombre para la auditoría”.

Obras paradas

En la Secretaría de Políticas Universitarias, Alpa dialogó con uno de los directores del área, que le ratificó el parate de las obras de infraestructura en las universidades, principalmente aquellas que aún no arrancaron. “Tenemos que chequear en el caso nuestro es qué obras ya estaban presentadas, y cuáles no. Ya estamos trabajando con el secretario que está encargado de eso”, indicó.
Consultado sobre el panorama para las universidades nacionales en lo que resta del año, Alpa le tiró por elevación a su antecesor, Sergio Baudino, porque no fue claro en las últimas sesiones del Consejo Superior sobre lo hablado en el último encuentro del Consejo Interuniversitario Nacional, en Jujuy.
“A nosotros no nos quedó muy claro y de hecho quedó registrado en el audio del Consejo Superior, cuando le pregunté a Baudino qué había pasado concretamente en Jujuy con esta cuestión del 3 por ciento de ajuste”, recordó Alpa.
“Si hacemos números muy generales, sabemos que el 90 por ciento está destinado a sueldos, y si del 10 por ciento restante, un 3 por ciento es ajuste, el 7 por ciento es lo que queda para funcionamiento. Esto implica que no se podría funcionar”, advirtió.
En aquel momento la explicación del ex rector fue que el recorte no sería en el presupuesto universitario sino en los fondos que maneja la Secretaría de Políticas Universitarias. “Baudino nos dijo que no veía tan grave la situación”, reprochó Alpa.
“A mi todavía no me queda muy en claro qué se dijo en esa última reunión del CIN, seguramente el ajuste estará impactando en distinta forma en cada universidad. Nosotros tenemos obras que están licitadas para nuestra universidad, queremos ver si esos fondos están viniendo o no están viniendo”.
“En todo eso estamos trabajando. Esta ha sido nuestra primera semana de gestión, y encima corta”, reiteró el rector.