Inicio La Pampa Se profundiza la crisis en el macrismo pampeano

Se profundiza la crisis en el macrismo pampeano

SIN ACUERDO

El presidente del PRO, Enrique Juan, afirmó que se encuentra facultado por la Carta Orgánica del partido para encarar las negociaciones con otras fuerzas para conformar una alianza de cara a las elecciones legislativas. Sin embargo, desde la vereda de enfrente señalan que no es así y que al rechazar la resolución del partido a nivel nacional se ratificaron los nombres de los asambleístas ya designados para llevar a cabo esa tarea.
El macrismo llevó a cabo ayer una nueva asamblea para tratar la resolución Nº 4 del Consejo Nacional, que lleva la firma de Patricia Bullrich, en la que se designó a dos delegados afines al diputado nacional, Enrique Juan y Jorge Audisio, y dos elegidos por el propio CN del PRO, Ramiro Masjoan y Marcelo Weschler, ambos oriundos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Sin embargo, hay versiones cruzadas sobre el resultado de la misma lo que refleja una profundización en la crisis interna que atraviesa el partido en la provincia.
Es preciso recordar que hay dos sectores enfrentados: por un lado el grupo de dirigentes encabezados por Oscar Logioio, Adriana Leher y Maximiliano Aliaga, y por el otro el sector de Carlos Mac Allister y el diputado nacional Martín Maquieyra.
Fuentes de la Nueva Mayoría, que encabezan Logioio y compañía, explicaron a LA ARENA que en la asamblea se presentó una primera moción para aceptar la resolución que llegó desde Nación y hubo una segunda para rechazarla. «En ese rechazo se ratifica los nombres propuestos ya propuestos por asamblea para hacer la negociación con el resto de los partidos», indicaron.
Eso se llevó a una votación nominal que derivó en un empate de ocho votos contra ocho. Sin embargo, el voto del presidente de la asamblea, Oscar Logioio vale doble por lo que la segunda moción ganó por mayoría. Al aceptar el rechazo, continuaron, «aceptaron la moción número dos que ratifica a los asambleístas» ya nombrados: Oscar Logioio, Adriana Leher, Mariano Farías, Cecilia Monti y Osvaldo Campanari.
«Estamos abiertos a negociar, pero no es Enrique Juan el que va a decidir quienes van a la cabeza, porque la Carta Orgánica en el artículo 68 inciso J dice bien claro que podrá ser él pero si tiene los votos de la mayoría, pero la mayoría está con la propuesta que ya se votó en una asamblea anterior a la que no concurrieron», agregaron y remarcaron que propusieron seguir dialogando para llegar a un acuerdo.
De todas maneras, consideraron que fue un «atropello» las declaraciones de Martín Maquieyra, quien manifestó «algo contrario» a lo votado. «Fue una falta de respeto a los afiliados del PRO», indicaron.
Por otro lado, señalaron que su sector busca una reforma de la Carta Orgánica para que haya federalismo y se puedan armar mesas políticas en las localidades cabecera con el objetivo de que los y las afiliadas del interior tengan «voz y voto». A esto se le suma también la paridad de género. «Lo importante es que no lograron la intervención ni tampoco ser negociadores. Nosotros hicimos una contrapropuesta, si presentan la modificación de la Carta Orgánica tendrán su lugar en la negociación», completaron.

La postura de Juan.

Por su parte, Juan dialogó con este diario y brindó su versión. «El presidente del partido tiene la potestad delegada por la Carta Orgánica y una de sus funciones es el diálogo con las restantes fuerzas políticas y la sociedad», señaló.
En esa línea, explicó que «la asamblea lo que tiene es la consideración de la propuesta que acerca el presidente del Consejo Directivo, que soy yo. Con lo cual, las potestades para seguir dialogando en cuanto a la constitución del frente están intactas, lo que luego se hace es acercar la consideración de la propuesta y en definitiva esto es lo que tiene que ratificar la asamblea llegado del momento».
El actual presidente del partido explicó que no se aprobó la resolución enviada por Nación. Sin embargo, aclaró que «las condiciones de negociación mías siguen intactas porque están de por sí explicitadas en Carta Orgánica».

Interpretaciones.

A su vez, recordó que la idea del PRO a nivel nacional fue enviar a dos mediadores para dirimir ante una situación conflictiva con dos posturas opuestas. Ese era el objetivo de la Resolución que se rechazó ayer. Para Juan, el sector que encabeza Logioio «tiene una postura absoluta y cada uno interpreta para su lado las letras de la Carta Orgánica», pero las facultades «las tiene el presidente y vamos a continuar con eso». Es en ese marco que esta prevista una reunión para este lunes con Julio «Tito» Pechín, presidente del Comité Provincia de la UCR.
Juan reconoció que «no es el escenario buscado. A una proximidad tan inmediata de la fecha del cierre no es lo deseado ni lo mejor para un partido y para una sociedad donde hay situaciones tan preocupantes como para estar dirimiendo estas cuestiones técnicas».