Inicio La Pampa "¿Se puede ser socio de quien tiene estas actitudes?"

«¿Se puede ser socio de quien tiene estas actitudes?»

EL PRESIDENTE DE LA UCR Y EL ESPIONAJE DE LA AFI

«¿Alguien puede pensar en ser socios de quiénes son capaces de llevar adelante este tipo de acciones, estas perversiones?», dijo el presidente del Comité Provincia de la UCR, Julio «Tito» Pechín, al ser consultado por la causa iniciada por escuchas ilegales por parte de la AFI, en la anterior gestión de Mauricio Macri.
El escándalo, que en la política lugareña dejó en el centro de la escena al ex intendente Juan Carlos Tierno, y al ex diputado y ex secretario de Deportes de la Nación Carlos Mac Allister, llevó a que fueran denunciados en la Justicia el ex presidente Mauricio Macri y el ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas.

Operación contra Marino.
El senador nacional Juan Carlos Marino habría sido objeto de una operación de ese tipo, que incluso lo llevaron a bajarse de su precandidatura a gobernador -cuando debía enfrentar en la interna de Cambiemos a Carlos Mac Allister-, al ser denunciado por un presunto caso de abuso del que después resultó sobreseído.
Pero no fue el único pampeano que sufrió espionaje, porque también su par, Daniel Lovera (PJ), figuró entre la lista de personas que fue espiada por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante la gestión del ex presidente de Mauricio Macri.

Más espiados.
La denuncia judicial presentada, sobre el posible espionaje macrista, afecta a 28 personas del mundo académico y 58 dirigentes empresarios, sindicalistas y políticos de izquierda. Según reveló Perfil, se trató de un seguimiento que se les había hecho a quienes participaron de la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio, de 2017. En este caso, se llegó a recolectar información sobre los familiares, pasaporte, teléfonos, cuentas bancarias, participaciones societarias, propiedades, vehículos, fotos de redes sociales y hasta si contaban con empleadas domésticas.

Pechín indignado.
Consultado en su calidad de titular del Comité Provincia del radicalismo, Pechín manifestó sentirse «muy indignado… Juan Carlos (Marino) me dijo ayer que hará la denuncia correspondiente y llegará hasta las últimas consecuencias. Lo que le hicieron es una vergüenza… Uno puede suponer que estas cosas pasan, pero ninguna se merece el trato que le dieron… Se metieron con su familia, y nosotros estábamos convencidos que era una operación que le habían hecho».

«Actitudes perversas».
Preguntado sobre si tenía sospechas que quienes fueron los socios políticos del macrismo eran los que realizaban operaciones de inteligencia ilegales, razonó que «todo parecería indicar eso… es cuando uno se pregunta si para esa gente el fin justifica los medios. Y ni siquiera hablo de socios políticos, porque dejando lo ideológico de lado da para preguntarse si alguien puede serlo de quien tiene este tipo de actitudes perversas», disparó.
Sobre si creía que Mac Allister tenía algún tipo de responsabilidad en la cuestión de Marino expresó: «Yo quiero que la Justicia dictamine… Si Mac Allister tiene algo que ver que lo pague».
Después sostuvo que la alianza del radicalismo con Juntos por el Cambio técnicamente está terminada. Yo no tengo ningún tipo de relación partidaria con la gente del PRO… es más, no conozco al presidente del PRO en la provincia, que sé que es Ricardo Juan, pero no lo conozco…».