Inicio La Pampa Se quemaron más de 105 mil hectáreas

Se quemaron más de 105 mil hectáreas

En la temporada 2020-2021 se incendiaron 105.395 hectáreas en La Pampa, lo que representa unas 64.605 (+158,3 %) más que la temporada 2019-2020. En aquel período, fueron 40.790 las hectáreas afectadas por el fuego.
Los datos fueron presentados por el director de Defensa Civil, Luis Clara, en un encuentro con el ministro de Seguridad, Horacio di Nápoli, y el subdirector de Defensa Civil, David García, donde se analizó el trabajo realizado en la temporada de incendios durante la época estival 2020-2021.
En ese marco, informaron que en la temporada 2020-2021 se incendiaron 105.395 hectáreas, mientras que en 2019-2020 se incendiaron 40.790. De todas maneras, la cifra se ubicó por debajo de las 159.080 registradas en la temporada 2018-2019.
Con respecto a las zonas más afectadas, precisaron que el departamento Chalileo encabeza el listado con 53.205 hectáreas afectadas, seguido por Utracán, Limay Mahuida, Curacó y Caleu Caleu. También hubo focos en Hucal, Lihuel Calel, Rancul, Loventue, Trenel y Toay. «En tanto que en lo referido a vegetación los porcentajes más altos en cuanto a quemado corresponden a arbustal (48 %) y pastizal (41 %)», detallaron. El 11 % del total corresponde a Bosques.

Reducción.
Clara sostuvo que los incendios forestales se incrementaron respecto a la atípica temporada 2019-2020 pero que disminuyeron considerablemente, el último año, respecto a temporadas anteriores que se habían registrado una marcada alza que fue abordada a través de trabajos preventivos, controles estrictos y labores coordinadas con diferentes instituciones.
A su vez, se destacó que en las últimas tres temporadas, pese a la acumulación del material combustible y a lo que consecuentemente se esperaba que resultaran afectada por los incendios, según publicaciones de diferentes organismos de investigación, las hectáreas afectadas se redujeron notablemente.

Balance.
Durante el encuentro, los jefes de cuadrillas expusieron lo realizado durante la temporada alta de incendios forestales y rurales en la provincia de La Pampa, que se desarrolla desde el 1 de noviembre hasta el 31 de marzo, concentrándose los focos en el mes de diciembre y enero.
En esa línea, se trazó un balance y se diagramaron los lineamientos a seguir durante este año, profundizando en los trabajos preventivos y la articulación de acciones con los diferentes municipios.