Inicio La Pampa Se recupera el lago de Casa de Piedra

Se recupera el lago de Casa de Piedra

EL RIO COLORADO CRECE HORA A HORA

El ritmo de recuperación del río norpatagónico es sorprendente. Hace 10 días, el río escurría con 70 metros cúbicos por segundo y hoy lo hace con 196. De hecho, ya se han activado procedimientos para el caso en que produzca desbordes.
El río Colorado continúa incrementando su caudal hora a hora y ya se acerca a los 200 metros cúbicos por segundo. El importante aporte que hace al lago Casa de Piedra ha permitido que el nivel deje de descender y en un día recupere dos centímetros.
A las 9 de la mañana de ayer sábado, el río Colorado escurría con un caudal de 196 metros cúbicos por segundo frente a la estación de medición de Buta Ranquil, en provincia de Neuquén.
Este dato marca un incremente de 5 metros cúbicos en pocas horas, ya que a la tarde del viernes lo hacía con 191 m3/s.
Este volumen duplica el caudal que el río transportaba hace una semana y triplica el de hace 10 días, marcando un aumento notorio de su actividad.
Este abrupto incremento ha repercutido en el embalse de Casa de Piedra, que no solo dejó de perder nivel sino que comenzó una tendencia creciente que, seguramente, se mantendrá mientras el río siga aportando tanta agua.
El nivel del embalse venía bajando a razón de 1 ó 2 centímetros por día a raíz de la erogación de 75 metros cúbicos por segundo que ordenó el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado a fin de abastecer las necesidades de agua en la cuenca inferior del río, principalmente en las zonas bajo riego de Río Negro y Buenos Aires.
A mediados de esta semana, y merced al aumento en el ingreso, el nivel dejó de bajar y empezó a subir, en forma lenta. Entre el jueves y el viernes recuperó 2 centímetros y se ubicó, en la medición de las 9.00, en 269,39 metros por encima del nivel del mar.

Eventuales desbordes.
Ante esta situación y el hecho de que después de tantos años sin caudales de esta magnitud el cauce se ha desdibujado -o bien ha sido avanzado por la vegetación-, desde la Secretaría de Recursos Hídricos de La Pampa advirtieron al intendente Abel Barrionuevo de eventuales desbordes y de las complicaciones que podrían producirse.
En la villa de Casa de Piedra, la situación se percibe con notoria claridad ya que la línea de costa se acerca día a día a la urbanización, hecho que alienta las esperanzas de que este verano estarán dadas las condiciones para disfrutar del potencial turístico del lugar.
Por lo pronto, las autoridades del lugar se preparan para ofrecer un paquete de propuestas para quienes opten por pasar unos días en la villa, sean aquellas que tienen al lago como foco principal pero también alternativas que aprovechan los paisajes típicamente patagónicos del entorno.