Inicio La Pampa ¿Se toman estados o se promedian los consumos?

¿Se toman estados o se promedian los consumos?

MEDIDORES DE AGUA

El recambio de algo más de la mitad de las conexiones domiciliarias de agua potable que el gobierno provincial ha hecho en Santa Rosa en los últimos años ha permitido una mejor medición y cobranza del servicio por parte del municipio, aunque muchos vecinos dudan de esa medición y sospechan que se les cobra la tarifa «por promedio».
«No vemos que tomen el estado del medidor», aseguraron. Averiguaciones que hizo LA ARENA tanto en APA como en el municipio permiten corroborar ambos datos y que coinciden en que lo que falta es la más importante, encarar la mega obra de agua potable, desagües cloacas y pluviales que incluye los sistemas de medición, lo que requiere una única intervención, en el centro de la ciudad.
Fuentes de Dirección de Agua y Saneamiento de Santa Rosa (Dagsa), señalaron que «en los medidores que funcionan se está tomando estado como corresponde. Hay determinados barrios donde no se toma porque la vida útil de un medidor de agua es de alrededor de seis años, y hay algunos que están puestos desde hace más de 30 años. En esos casos se facturan 15 metros cúbicos, que es el mínimo que establece la ordenanza. El consumo promedio de la ciudad es entre 15 y 18 metros cúbicos».

Regular el consumo.
En Dagsa destacan la «importancia de la medición» porque en algunos casos el aumento en la facturación fue considerable, respecto de cuando se cobraba el mínimo. «Al ver el incremento en la facturación, empezaron a regular el consumo», dijeron.
Desde la Administración Provincial del Agua (APA), señalan que «en las 17 mil conexiones que se hicieron en Santa Rosa -sobre 30.000 que hay en total- se colocaron medidores nuevos, porque se cambió el kit completo y la manguera que va hasta el caño principal». De igual manera, explicaron que «es el personal de Dagsa el que tiene que realizar la toma de estado. Históricamente el municipio no tuvo mucho persona para esta tarea y lo estimó por superficie o por promedio».
«Hoy en día tienen más de la mitad de los medidores de toda la ciudad nuevos, y esto redunda en la cantidad de perdidas de agua potable, que también son muchas menos ya que lo que más se rompía es el caño de entrada a los domicilios».
En Dagsa reconocen que «hay falta de personal», y agregan que «los pocos que son tienen que hacer los relevamientos para ver donde pusieron medidores, porque el APA no informó donde se han colocado. No hubo una comunicación de APA al municipio para hacer un trabajo conjunto, y ver donde cambiar», avisan. Sin embargo en APA aseguran que informaron dónde están los medidores nuevos.

Microcentro.
«Hay que apuntar a cambiar los medidores en la zona del centro, porque tiene consumos promedios superiores a los 20 metros cúbicos. Pero en esa zona no se han cambiado porque es son cañerías de plomo, y es mucho más complicado de trabajar. Por ahora APA apunta a los barrios de afuera», dijeron en Dagsa.
Por su parte en la APA explicaron que «el microcentro de Santa Rosa, requiere una intervención programada de mayor envergadura». En tal sentido dijeron que «hay que hacer todas las obras juntas, de agua potable, cloacas y pluviales, y es necesario hacer un plan muy detallado, y lo está elaborando la UNLPam».
«Sería un despropósito realizar los cambios en las conexiones de agua solamente, y después volver a romper para cambiar cloacas o pluviales. El nivel de transitabilidad que tiene el centro no lo tiene ningún otro sector de la ciudad, por
eso la planificación tiene que ser mucho mayor».
De igual forma explicaron que «se empezaría a trabajar en algunos meses en el centro, pero de todos modos, primero habría que realizar los trabajos en las Estaciones de Bombeo -anunciados para este mes- y en las plantas de tratamiento. El orden de tareas a realizar debe ser cronológico».