Inicio La Pampa Se vendieron 250 viandas de asado

Se vendieron 250 viandas de asado

SIGUIERON LAS ACTIVIDADES DE LA EXPO CASTEX 2020

Coincidiendo con el Día Nacional del Asado ayer domingo se realizó una exhibición de asadores enmarcada en el cronograma de actividades de la Expo Castex 2020, que les permitió vender 250 viandas para ayudar a las arcas del Club Estudiantil en tiempos de pandemia.
Una decena de asadores participaron para asar 14 costillares, que después se convirtieron en viandas que fueron vendidas entre 750 y 450 pesos. «Fue el primer evento que se hace este año con la estructura del concurso de asadores de la Fiesta de Miguel Riglos, y estimó que a partir de ahora se harán otros reemplazar a las polladas que son tan frecuentes en los pueblos para recaudar fondos para las instituciones», explicó una persona que habitualmente hace de jurado en las subsedes norteñas de la Fiesta Nacional del Asador Criollo.
El protocolo sanitario fue autorizado por el Comité de Crisis de Eduardo Castex, y estableció algunas pautas que fueron respetadas por los organizadores y los asadores. No «corrió» el mate como en ediciones anteriores, pero los asadores igualmente se las «arreglaron» para tener sus aperitivos y picadas sobre los tablones, para «quemar el tiempo» mientras hacían los costillares que después más de 200 familias castenses degustaron en sus casas.

Inicio con viento.
Los dirigentes del Club Estudiantil y los asadores se reunieron a las 8 horas en el predio tricolor, donde se sortearon los costillares que iba a realizar cada participante, y una hora después se encendieron las fogatas, contra las advertencias del intento viento.
Los asadores participantes fueron Sadi Castri, Juan Miranda, Ricardo Higonet, Cristian Benvenutto, Pablo Bruno, Luis Riela, Alejandro Malaiser, Luis Ponce de León y Emanuel Dietrich; mientras que Jorge Obialero tuvo que asar dos costillares porque su hermano Jorge no pudo participar por inconvenientes familiares.
«Hicimos una exhibición de asadores porque es lo único que podemos hacer en estas circunstancias y tuvimos que agregar cuatro costillares porque la demanda de viandas superó las expectativas que teníamos inicialmente», explicó el dirigente Mario Piorno.

Asadores y bailarines.
Mientras los asadores hacían honor a la conmemoración del Día Nacional del Asado, tres parejas de bailarines de folclore acompañados por la guitarra y las interpretaciones de Jorge Tamagnone, ofrecían otro condimento a la exhibición que iba mejorando para el olfato y la vista de quienes estaban colaborando y unos pocos trabajadores de prensa.
Orlando Herbsommer explicó que participaron solo tres parejas de bailarines, porque así lo establecían «los protocolos», pero la intención «fue participar en la actividad» y «cuando nos invitaron no lo dudamos».
Mientras acarreaban algunos palos de leña, Pablo Bruno y Emanuel Ikes relataron que varias veces los invitaron para participar en los concursos de asadores, pero desistieron porque solamente «colaboramos con la comisión directiva» del Club Estudiantil, y en este caso «no podíamos negarnos a participar porque cuando tenemos tiempo colaboramos con el club y asumimos este compromiso».
Por su parte, Jorge Obialero tenía «unos choricitos secos con una galleta campera» en su sector, y miraba atentamente los dos costillares que tuvo que asar.
El dúo Riela-Arrieta estaba «bien equipado», porque tenían una botella de aperitivo, y chacinados caseros para «la picadita». En la semana se hicieron el asador, que se observaba muy cómodo y práctico. «Lo hicimos para este evento, pero un jurado del concurso provincial nos dio algunos consejos, porque en ese concurso cuando más campero se hace el asado es mucho mejor porque otorga mas puntaje. Nos animamos a participar porque no era concurso», explicaron.