Secuestran costillares

OPERATIVO DE RUTINA EN LA RUTA 57

(Casa de Piedra) – En un operativo de control rutinario en la ruta provincial 57 en la provincia de Río Negro, que circula pegada al lecho del río Colorado, se descubrió ayer un contrabando de carne con hueso vacuna entre el paraje La Japonesa (Río Negro) y la villa turística Casa de Piedra (La Pampa). La mercadería ilegal provendría de la provincia de Buenos Aires pero creen que ingresó por la localidad pampeana de La Adela y el destino final era General Roca.
Según señala el diario Río Negro, la información oficial señaló que la mercadería, que intentaba ser ingresada a la zona de manera ilegal, fue detectada durante un control vehicular realizado por personal de la Brigada Rural y del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) en dicha ruta. La vía de comunicación terrestre es de tierra y costea el Colorado en la ribera rionegrina.
La información consignó que los agentes detuvieron la marcha de una camioneta marca Ford, modelo F-100, de color blanco, en el que se trasladaban dos personas de sexo masculino originarios de la ciudad de General Roca. El rodado tiraba de un trailer para transportar de animales.
Los funcionarios explicaron que a simple vista la carga transportada eran fardos de pasto, pero al realizar un control más exhaustivo hallaron que una lona tapaba un total de 230 costillares con hueso. La carga pesaba alrededor de 300 kilos.
Creen que la carne provendría de la provincia de Buenos Aires y que habría sido ingresada a la altura de La Adela por donde abordaron esa ruta que tiene poco tránsito. La idea de los contrabandistas era llegar a inmediaciones de Casa de Piedra y de ahí ingresar a General Roca por la zona de bardas.