Inicio La Pampa Secuestraron un camión

Secuestraron un camión

CARTA DE PORTE ERA APOCRIFA

(General Acha) – Efectivos del puesto caminero Padre Buodo interceptaron el paso de un camión con acoplado marca Herman, que transportaba centeno y tenía como destino Jacinto Arauz. Su chofer circulaba con una carta de porte apócrifa, por lo que se iniciaron actuaciones.
De acuerdo a lo indicado por fuentes policiales, el camionero provenía de Melo (Córdoba) e iba hacia esa localidad del sur de la provincia. El procedimiento se llevó a cabo ayer a media mañana, en el puesto policial ubicado a la vera de la ruta nacional 35.

AFIP.
El camión Mercedes Benz llevaba una carga de centeno desde ese punto de la provincia de Córdoba, y la documentación presentada por su chofer tenía varias irregularidades. Esto se pudo determinar después de haber hecho las averiguaciones correspondientes ante la delegación de la AFIP.
Del cotejo efectuado por los uniformados, se desprendió que se trataba de una carta porte que ya había sido utilizada en el mes de mayo, y para otro tipo de cereal. Frente a esta situación se procedió al secuestro de la carga, lo que fue realizado directamente por parte de personal de la AFIP, que se constituyó en el lugar y finalmente dispuso el traslado de la carga secuestrada hacia la capital pampeana, tratándose entre 28 mil y 30 mil kilos de centeno, donde quedó depositada en una planta de silos de esa ciudad.

Irregularidades.
Los uniformados pudieron determinar que no sólo había varios ítems que no coincidían en la carta de porte presentada por el camionero, sino que también le faltaba otra documentación que siempre debe adjuntarse para este tipo de cargas. Además, el código de trazabilidad de granos (CTG) no se encontraba activo.
Como se recodará hace tiempo que la policía de la pampa ha intensificado este tipo de controles, tendientes a corroborar que el transporte de cargas de cereales cumpla con las normativas vigentes. Esto se ha visto reflejado en el trabajo llevado a cabo, particularmente por personal de los puestos camineros y de control vehicular distribuidos en La Pampa, que ha derivado en el secuestro de importantes cantidades de cereales que son transportados con documentación apócrifa, con intervención de la AFIP.