Secuestraron las combis de dos municipalidades

CATRILO: FUNCIONARIO COMUNAL FUSTIGO ACCIONAR DE LA CNRT

La Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) secuestró el lunes a la noche durante un operativo las combis municipales de Catriló y Lonquimay por realizar viajes “con fines de lucro”. Del municipio catrilense salieron al cruce del titular de la CNRT, Pedro Pisandelli, al que apuntaron de sumarse “a la lista de funcionarios del PRO que ven a la educación y toda actividad que la fomente como un gasto”. Y agregó que de otra manera, “estas vecinas (las pasajeras) no podrían acceder a un estudio terciario”.
Personal de la CNRT realizó operativos en Catriló donde entre la noche del lunes y la madrugada de ayer se concretaron alrededor de 60 controles entre camiones de carga, combis y micros de larga distancia.
En esta oportunidad, según informaron, se realizaron tres retenciones: un semi, con la Verificación Técnica Vehicular vencida, y dos combis de los municipios de Catriló y Lonquimay, por hacer viajes con fines de lucro, algo que no está permitido para un vehículo oficial.
“Ante la pregunta del fiscalizador a los pasajeros, éstos manifestaron que pagaban hasta 1.500 pesos por mes para que los llevaran hasta Pellegrini a estudiar, por tal infracción o violación a la modalidad, se efectuó a la retención de ambos vehículos”, se informó.
“En uno de los casos -agregó la CNRT- un intendente manifestó que tenían autorización del responsable de Transporte de la provincia para efectuar dicho viaje a lo cual se le informó que solo se podían realizar si contaban con los permisos correspondientes otorgados por la CNRT y si no eran con un fin de lucro, y claramente no eran los casos; a su vez uno de los choferes no contaba con la licencia habilitante para conducir, ni tenían la lista de pasajeros”.

Respuesta.
Ayer a la mañana, el secretario de Gobierno de la comuna de Catriló, Diego Delfino, molesto por la situación salió al cruce de Pisandelli. “Con sus declaraciones, Pisandelli se suma a la lista de funcionarios del PRO que ven a la educación y toda actividad que la fomente como un gasto o un lucro”.
“Ninguno de los dos municipios perjudicados por su acción buscan lucrar. Con estos viajes no se obtiene una ganancia económica, lo que se obtiene es otro tipo de ganancia que es la de jóvenes estudiando y formándose para ser nada ni nada menos que docentes”, indicó el funcionario. “Los municipios están cumpliendo su rol de Estado presente ya que si estos alumnos tuviesen que costear los gastos de combustibles y pasajes a la mayoría les sería imposible estudiar”, agregó.
Delfino explicó que los 1.500 pesos que abona cada estudiante a la comuna por el uso de la combi que traslada al grupo a Pellegrini para cursar alguna carrera en el Centro de Formación Docente de esa localidad bonaerense, es para afrontar parte del gasto de combustible y las horas extras del chofer comunal. “Hace unos diez años que se les brinda el minibús comunal a las estudiantes de Magisterio para que viajen a Pellegrini. De otra manera, estas vecinas no podrían estudiar porque se les hace imposible contratar a un transporte privado”, agregó.
“Las acciones de Pisandelli van en línea con las declaraciones de otros funcionarios del PRO tales como ‘¿qué es eso de universidades por todos lados?’ o ‘los pobres no llegan a la universidad’… La historia y la gente los juzgará”, disparó Delfino.
Tras el secuestro de la combi, ahora las estudiantes deberán alquilar una combi particular para seguir cursando sus estudios terciarios hasta que el municipio tramite el permiso en Nación para prestar el servicio.