Inicio La Pampa Seis muertos y otro día con más de 300 casos

Seis muertos y otro día con más de 300 casos

PACIENTES GRAVES: 56 AÑOS PROMEDIO

La edad promedio de los pacientes internados por Covid-19 en las unidades de terapia intensiva de establecimientos asistenciales de La Pampa es de 56 años. El número surge luego de tomar en cuenta a los 34 afectados que se encuentran alojados en cinco centros ubicados en la provincia, entre los que se cuentan las UTI 1 y 2 del Hospital Lucio Molas de Santa Rosa, el Centro Emergente de Asistencia Respiratoria, el Hospital Centeno de General Pico y un establecimiento privado de la capital pampeana.
De acuerdo con el informe al que accedió anoche LA ARENA, en cuanto a las franjas etarias, hay en total 2 pacientes entre los 20 y los 29 años; 3 de entre los 30 y 39 años; 4 de entre 40 y 49; 10 de entre los 50 y los 59 años; otros 10 de entre 60 y 69 años; y finalmente 5 de entre 70 y 79 años.
En el mismo relevamiento se puede observar que el menor de los internados cuenta con 25 años, mientras que el mayor tiene 77.

Ocupación y preocupación.
Tal como se viene reflejando desde el principio de esta semana, la segunda ola trajo a La Pampa una ocupación de plazas de terapia intensiva que llegó a un pico que obligó a tener que articular internaciones con el sector privado, con el objetivo de ampliar las camas disponibles.
Por eso también las autoridades de Salud aclararon que los pacientes internados en Terapia Intensiva que se han negativizado son trasladados a los servicios de UTI del sector privado. Con esta estratega se posibilita que el sector público pueda tener una mayor disponibilidad de plazas libres para la atención de los casos activos que así lo requieran.
Desde la cartera de Salud advirtieron además en los últimos días que entre los nuevos pacientes internados hay casos en los que se ocultaron los síntomas y que al tardar en denunciar terminan presentando casos más graves que determinan las internaciones en las UTI de la provincia.
Es así como con el incremento del número de casos positivos diarios de esta segunda ola también comenzó a evidenciarse el crecimiento en la cantidad de personas que, por el agravamiento de los síntomas provocados por la enfermedad, deben ser internadas en clínica médica o en las unidades de terapia intensiva. En declaraciones a LA ARENA, altas fuentes del Ministerio de Salud indicaron que por el momento no es un parámetro «preocupante» pero que obliga a prestarle cada vez más atención.
Por esa razón, lanzaron una advertencia a la sociedad pampeana al manifestar que cada vez es más frecuente la demora de quienes se enferman en denunciar los síntomas ante Salud. «Estamos lamentando que mucha gente, no sabemos por qué, oculta los síntomas o demora mucho tiempo en consultar cuando los tienen y entonces pasa que muy frecuentemente esas mismas personas son las que terminan internadas en terapia intensiva», remarcaron.
«Uno habla con los terapistas y lo que dicen es que muchas personas que están internadas llegaron muy tarde a la consulta, tardaron mucho en hacerlo y no sabemos el motivo, si es que quieren evitar que los aislemos o cuál es el pensamiento mágico que los lleva a tomar esa determinación. Lamentablemente, después terminan con esta triste situación», advirtieron.

Salud reportó 316 nuevos contagios
El Ministerio de Salud de La Pampa reportó ayer 316 nuevos diagnósticos positivos de coronavirus, luego de analizar 1.270 test. La positividad fue de 24,88 %, similar a la de domingo y lunes.
De la cifra total de nuevos positivos, 99 se detectaron en Santa Rosa, 80 en General Pico, 27 en Eduardo Castex, 13 en Ingeniero Luiggi, 12 en Intendente Alvear, 10 en 25 de Mayo, 10 en Victorica, 9 en Trenel, 8 en Toay, 7 en Miguel Riglos, 5 en Colonia Barón, 4 en Jacinto Arauz, 3 en Macachín, 3 en Lonquimay, 3 en Vértiz, 3 en Santa Isabel, 2 en Telén, 2 en Algarrobo del Águila, 2 en Catriló, 2 en General Acha, 2 en La Adela, 1 en Alta Italia, 1 en Embajador Martini, 1 en Árbol Solo, 1 en Bernasconi, 1 en Parera, 1 en Guatraché, 1 en Alpachiri, 1 en Doblas, 1 en Rancul, 1 en Puelén.
Desde el inicio de la pandemia, en La Pampa suma 26.569 casos positivos, de los cuales 2.524 permanecen activos, 364 fallecieron y 23.681 se recuperaron, 174 ayer.
Los casos activos son: 770 en Santa Rosa, 579 en Pico, 139 en Castex, 131 en Toay, 95 en Luiggi, 83 en Arauz, 77 en Alvear, 62 en 25 de Mayo, 59 en Realicó, 59 en Victorica, 59 en Barón, 40 en Santa Isabel, 31 en Trenel, 27 en Macachín, 22 en Bernasconi, 18 en Metileo, 17 en Alta Italia, 15 en Telén, Parera y La Adela, 13 en Ataliva Roca, San Martín, Rancul y Lonquimay, 12 en General Acha, Vértiz y Quetrequén, 9 en Alpachiri y Doblas, 7 en Maisonnave, Anguil, Riglos y Algarrobo del Águila, 6 en Catriló, Ceballos, Anchorena, Campos y Quemú, 5 en Speluzzi y Guatraché, 4 en Dorila, Lagos y Martini, 3 en Mirasol, 2 en Uriburu, Abramo, Arata, Rucanelo, Larroudé y Mayer, 1 en Caleufú, Unanue, La Humada , Loventuel, Falucho, Carro Quemado, Puelches, Winifreda, Árbol Solo y Puelén.
Hay 130 personas internadas con Covid-19. En cuanto a la ocupación de camas de terapia intensiva, hay 8 en las del sector público de General Pico y 23 en las del CEAR (13) y el hospital Lucio Molas (10) de Santa Rosa. A su vez, hay dos pacientes en UTI en el subsector privado.
Ayer se reportaron 6 muertes, la cifra más alta desde el 24 de enero: dos mujeres de 59 y 60 años y un hombre de 79, los tres de Santa Rosa, una mujer de 70 años de General Pico, un hombre de 56 años de Caleufú y una mujer de 60 años de Toay.