Inicio La Pampa "Sembramos una semilla y germinó"

“Sembramos una semilla y germinó”

CERRO EL PRIMER AÑO DE EDUCACION COOPERATIVA EN MACACHIN

Con una actividad conjunta en los jardines de la Casa de Ancianos de la entidad de servicios públicos Macachín, incluido un baile popular, cerró el primer año de educación cooperativa que dictó la cordobesa Silvina Bedino organizado en forma conjunta con la entidad anfitriona y Atreucó Cooperativa Agropecuaria.
Con la colaboración de los establecimientos de la localidad, en todos sus niveles, el ciclo cerró exitosamente y quedó planificada su continuidad para el año próximo. “Hemos sembrado una semilla, germinó y vamos a seguir trabajando para hacerla crecer”, dijo la docente al evaluar el trabajo en diálogo con LA ARENA.

Dos cooperativas.
La educadora cooperativista destacó “la iniciativa de las dos cooperativas de Macachín” de encarar este proyecto y recordó que la educación cooperativa “es uno de nuestros principios básicos. Es una regla de oro, las cooperativas deben ocuparse”.
Sostuvo que es “muy buena esta iniciativa de integración que han hecho aquí, ya lo venían mostrando pero no de una manera sistemática. Habían organizado talleres, algunas jornadas, por ejemplo para el Congreso. Ahora lo han hecho como un proceso, con una propuesta pedagógica que llevo adelante desde hace unos años y que apunta a trabajar con chicos, educarlos desde el jardín”.
Ese proceso “continúa en los siguientes niveles. Y uno de los objetivos es que las cooperativas, que son muy democráticas, tengan la posibilidad del recambio con gente formada, algo que eso hoy es difícil”. Repasó que “hoy vemos en los consejos de administración mucha gente grande y el objetivo es formar jóvenes que vayan tomando la posta, jóvenes que además de ser socios puedan ser dirigentes cooperativos”.
En Macachín, Bedino encontró “una gran disposición de las escuelas. Acá las abrieron en todos los niveles y eso no es muy común, por eso tenemos que estar agradecidos con docentes y directivos que se han abierto a esta propuesta, que hay que recordar viene de las cooperativas no del gobierno”.
Consideró “oportuno” hacer las clases en forma mensual. “Logramos un buen nivel de interés, vimos que urge tocar ciertos temas como son los valores, hablar de ellos y generar compromisos de acciones. Creo que los valores están, hay que despertarlos y generar acciones que van hacia el compromiso personal y colectivo”. Se mostró además muy satisfecha por “el nivel de respuesta de la familia, no sólo de los chicos. Han querido participar, son un pueblo activo y progresista”, elogió.

Jóvenes.
Con relación a los jóvenes, resaltó que “las cooperativas con su compromiso social decidieron abrir un espacio especial para los jóvenes y la respuesta fue muy buena. Empezamos en espacios fuera de la escuela, invitándolos a sumarse y a lo largo del año no sólo fuimos logrando que vinieran sino que se empezaron a gestar proyectos sociales además del interés por la formación cooperativa”.
“Fuimos de a poco, buscando las maneras más efectivas de convocarlos e interesarlos y creo que lo logramos. Llegamos al final del año con muchos chicos participando, incluso con los alumnos secundarios participando de los espacios extra de los horarios escolares”, contó.
Anunció que para el año próximo “ya está acordado seguir con este proyecto, incluso hay algunas actividades planificadas para el verano”, surgidas “de un grupo que evidentemente ha quedado constituido. Podemos decir que la semillita ha germinado y ahora hay que seguir para que crezca”. Enfatizó que “el cooperativista se hace haciendo. Puedo dar el mejor curso pero después te quiero ver en la cancha…”.
Reveló que en febrero presentará, junto a las cooperativas de servicios públicos y Atreucó el plan de trabajo en escuelas y colegios con la idea de arrancar en marzo y abril. “No olvidemos que el año próximo se hace un nuevo congreso de cooperativas en Macachín, todo un desafío para dos cooperativas que siempre están pensando para darle lo mejor a su localidad. Lo que se busca es lo mejor, darle excelencia a una comunidad que a su vez debe valorar ese trabajo”.
Dijo que las cooperativas de Macachín “apoyan el crecimiento y el desarrollo local y si bien no es su única responsabilidad generar valores, es importante que tiren propuestas en ese sentido, que activen en todos los estamentos. La gente debe saber que no sólo es usuario, que recibe un servicio, paga y se puede quejar”.