Separado al nacer, busca a su madre biológica

OTRO CASO EN GENERAL PICO

Juan cumplió ayer 40 años, aunque en el acta de nacimiento que firma el médico Osvaldo Medus, figura que nació el 30 de marzo. A los 12 años se enteró que era adoptado y cree que su familia biológica podría estar en la zona de La Maruja o en Quemú Quemú.
GENERAL PICO – Un cocinero piquense que reside en Buenos Aires y que ayer cumplió 40 años de edad se sumó desde hace un tiempo a la búsqueda de sus orígenes, luego que se enterara que su partida de nacimiento fue adulterada, dado que en la misma figura como hijo biológico de sus padres adoptivos. En el acta fue anotado el 30 de marzo, aunque hace algunos años su padre le dijo que la fecha cierta de su nacimiento es el 5 de marzo. Por ello, ayer celebró su cumpleaños número 40.
Juan (quien no quiso dar a conocer su apellido y que se identifica en las redes sociales con un nombre ficticio) nació en la Clínica Argentina de General Pico. Fue adoptado a poco de nacer por una pareja de la ciudad. Su madre, quien falleció ya hace más de una década, fue directora de un importante colegio secundario del medio. Su padre, fue comerciante en un local de maquinarias agrícolas.
Durante su niñez y adolescencia vivió en la casa familiar de Villa Margarita de General Pico, y tras finalizar el secundario, en 1998 se radicó en Buenos Aires, donde estudió cocina. Años más tarde, su madre y su abuela también se mudaron a Capital Federal, y vivieron con él. Desde hace un tiempo inició la búsqueda de su familia biológica, para cerrar una etapa de su vida, y para ello hasta recorrió programas televisivos de medios nacionales.

Denuncias públicas.
Su caso guarda muchas similitudes con las denuncias que impulsó un grupo de piquenses en la Justicia Federal por adopción ilegal y supresión de la identidad.
El grupo, que encabeza Andrea Langoff, con el paso del tiempo encontró muchos casos de adopciones ilegales en General Pico, que se registraron entre las décadas del 60 y 70, y también en los primeros años de los 80. En la mayoría de los casos, se encontraron con muchas barreras a su búsqueda, y también notaron varias irregularidades en el proceso de adopción, dado que muchas de las personas que hoy están tras sus orígenes, aparecen inscriptas como hijos e hijas biológicos de quienes son en realidad sus padres adoptivos.
Otro dato que se repite, es que muchos fueron inscriptos durante un fin de semana, cuando las oficinas del Registro Civil se encontraban cerradas. Las diferentes historias, también dan cuenta que a las madres biológicas les hicieron creer que sus hijos nacieron muertos, cuando fueron dados en adopción, muchas veces vendidos, a sus familias adoptivas.

Tras los orígenes.
En las puertas de la adolescencia Juan se enteró que era adoptado, y por algunas sospechas y otros escasos datos certificados por su padre cree que se familia biológica podría ser de la zona de La Maruja o de Quemú Quemú.
“Nací el 5 de marzo de 1979 en la Clínica Argentina de General Pico, y fue el doctor Osvaldo Héctor Medus quien firmó mi partida de nacimiento ilegal como si fuera legal. En las fotos de mi partida y acta de nacimiento aparece su nombre, en el video del informe, la falta de memoria de Medus. Si alguien sabe algo de una mujer, que el 5 de marzo de 1979 dio a luz en General Pico y por la fuerza o propia voluntad dio a su hijo en adopción, sepan que la estoy buscando y que la necesito para cerrar esa etapa en mi vida”, posteó el piquense, en el grupo de Facebook “Busco Madre Biológica La Pampa”.
“Sé que a los minutos de nacer ya estuve con mis padres adoptivos. Si alguien sabe de una mujer que entró a la Clínica Argentina el 4 ó 5 de marzo de 1979 para dar a luz, y luego le dijeron que nací muerto o me quiso dar, díganle que la busco, que necesito saber quién es”, agregó.