miércoles, 13 noviembre 2019
Inicio La Pampa Sequía: declararon la emergencia

Sequía: declararon la emergencia

INCLUYE A ONCE DEPARTAMENTOS PAMPEANOS

Luego del pedido de productores rurales, el Gobierno provincial declaró en emergencia por sequía por el plazo de seis meses a 11 departamentos. Según anunciaron, la medida abarca parte de Rancul y Conhelo, Capital, Utracán, Guatraché, parte de Lihué Calel, Hucal, Caleu Caleu, Puelén, parte de Chalileo y Chical Co. «Hoy tenemos una afectación de seis millones de hectáreas, de las cuales la mayoría son ganaderas, y hay casi un millón y medio agrícola», precisó el subsecretario de Asuntos Agrarios, Alexis Benini.
Según informaron desde Provincia, en 15 días habrá una nueva reunión para monitorear la situación y eventualmente, si no llueve, ampliar la zona de emergencia. El anuncio se realizó este viernes por la mañana, después de la reunión de la Comisión de Emergencia Agropecuaria de la que participaron representantes de las entidades rurales y técnicos del INTA.
La confirmación de la emergencia por sequía la comunicó el subsecretario Benini, quien adelantó que desde el Ministerio de la Producción ya se están evaluando medidas -una línea de crédito blando- para ayudar al productor pampeano afectado por la sequía. «La misma se anunciará la próxima semana», anticipó.
«La emergencia implica que el productor obtenga en el municipio el certificado para prorrogar el Impuesto Inmobiliario. Y a la par, el ministro (Ricardo) Moralejo está armando una línea crediticia con una tasa subsidiaria. Además, una vez que la emergencia se homologa en Nación, con lo cual se puede descontar de Ganancias las ventas anticipadas que pudo haber hecho por esta emergencia climática», explicó el subsecretario de Asuntos Agrarios.

Once departamentos.
Por el momento, ya que la emergencia se actualizará de acá a los próximo 15 días, la medida abarca parte de Rancul y Conhelo, Capital, Utracán, Guatraché, parte de Lihué Calel, Hucal, Caleu Caleu, Puelén, parte de Chalileo y Chical Co. «Son varios los departamentos que declaramos en emergencia y algo que hemos visto en este último tiempo es la disparidad en cuanto a la distribución de las precipitaciones», señaló el funcionario.
Sobre la superficie que está sufriendo este desastre natural, Benini precisó que «hoy tenemos una afectación de seis millones de hectáreas, de las cuales la mayoría son ganaderas, y hay casi un millón y medio agrícola». Y agregó: «Pero dejamos la comisión en ‘stand by’ porque lo que plantea el INTA es que esto va a volver a la normalidad en 15 ó 20 días. Aunque es futurología y por eso instamos a la comisión que se mantenga alerta».

Ciclos más rápidos.
El investigador del INTA Pablo Vázquez advirtió que este desastre climático que azota gran parte del territorio pampeano forma parte de «los eventos cíclicos» pero «con el tema del cambio climático uno observa que estos eventos extremos se están repitiendo con mayor frecuencia». Y resumió: «Acá lo vemos que saltamos de inundaciones a sequías a incendios, y así. Esto complica el sector productivo».
Sobre la actual sequía, el investigador recordó que «empezó en febrero de este año, cuando ya empezamos a tener los primeros déficit hídricos notorios. Lo primero que afectó es la zona ganadera, donde se produjo aproximadamente un 40% de la media de los últimos 20 años y a esto le sumamos una zona importante de la agrícola, que sería toda la zona sur».
Consultado de si en octubre la situación podría mitigarse con futuras lluvias, Vázquez reconoció que «según los años normales, y lo que dice el Servicio Meteorológico, deberían empezar a caer precipitaciones, no sabemos ni la intensidad ni dónde llueve».

Incendios.
Ante el peligro de futuros incendios, el investigador explicó que «el tema que tenés dos millones de hectáreas de alto riesgo y que, si bien hay poco pasto, el problema es que la hacienda no tiene suficientes aguadas. Lo que observa es que se está pastoreando el 50% de la superficie ganadera, hablamos global, ya que se agrava si nos vamos al oeste».
En ese sentido, «todo ese material que no se come está quedando disponible para el fuego, y a eso le sumamos la arbustización y el verano. Repito, que sea esa cantidad de hectáreas no implica que se lleguen a quemar todas, lo que implica el riesgo que es están las condiciones para que ocurra», concluyó.

Un poco de alivio
Entre la tarde y la noche de ayer, parte del sur y oeste del territorio pampeano recibió el alivio de la lluvia. Esto sucedió horas después de que el Gobierno provincial decretara la emergencia por sequía en 11 de los 22 departamentos que conforman La Pampa. Según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), se esperan precipitaciones -lloviznas y en algunos casos tormentas- en varias localidades pampeanas como 25 de Mayo, Lihué Calel, Victorica, General Acha, Eduardo Castex y Santa Rosa.

«Es elemental el asesor»
Las pulverizaciones en las inmediaciones del casco urbano e Intendente Alvear, precisamente en cercanías a una institución educativa, llevó a que varias escuelas suspendieran su clase ante un posible riesgo de contaminación con agroquímicos. Un día después de conocerse el caso, el subsecretario de Asuntos Agrarios Alexis Benini anticipó que un equipo viajó a la localidad para trabajar sobre el caso.
«Estoy al tanto de la situación, justo estuve en Alvear por otra razón, por unos bidones que tiraron en el basurero de un producto que la Provincia prohibió -2.4D-. De hecho estaban llenos los bidones y se activó el protocolo de acción, el cual incluye a las carteras de Agricultura, Ambiente y Salud», señaló el funcionario.
«Lo que pasó ayer es un docente aplicó un protocolo», señaló Benini y agregó que, ante la presencia de pulverizaciones lo elemental es «la presencia del asesor agronómico sea de la municipalidad o de la empresas, porque si las condiciones (meteorológicas) están dadas, no habría inconvenientes que lo haga» ya que «la ley lo prevé».
«El problema es cuando no está el asesor agronómico porque a veces es más importante las condiciones meteorológicas que la distancia de aplicación. La restricción está dada a 500 metros, con el asesor agronómico lo podés hacer más cerca. Si vos hacés una aplicación a tres mil metros con viento (que va para el casco urbano) va a afectar igual a la población», alertó.
Sin embargo, el funcionario intentó calmar a la población: «Aun no tengo la documentación para afirmar si las condiciones estaban o no, pero a priori no habría problemas».