Inicio La Pampa Será obligatorio el uso de tapabocas

Será obligatorio el uso de tapabocas

ZILIOTTO ANUNCIO NUEVAS MEDIDAS: LOS COMERCIOS PODRAN ABRIR LOS SABADOS

El gobernador Sergio Ziliotto anunció la posibilidad de flexibilizar los horarios de comercio y de caminatas de esparcimiento en todas las localidades menores a 5.000 exceptuando a La Adela, como anticipó LA ARENA en su edición de ayer. Asimismo, decretó la obligatoriedad desde mañana del uso de cubrebocas -debe cubrir boca, nariz y mentón- para todos los pampeanos en lugares cerrados de atención al público y en espacios abiertos.
Estableció además la habilitación para la apertura de comercios los sábados de 8 a 13, y de los productores de seguros, y mandatarios del automotor de lunes a viernes de 13 a 18. Además, determinó que en el caso de los abogados y contadores, que estaban habilitados a trabajar sin atención al público, a partir del próximo lunes, podrán atender a personas con turno previo.

Regreso a casa.
Ziliotto manifestó que se están realizando «todos los pasos necesarios para mantener a rajatabla el status de provincia sin casos positivos en 28 días, y de no tener circulación del virus, y tiene que ver con el regreso de aquellos pampeanos que están afuera de la provincia». En ese sentido señaló que se va a realizar un trabajo conjunto con los intendentes para «realizar un seguimiento estricto de todas las personas del vehículo que los trae, en cada una de las camineras, para tener contacto permanente hasta que lleguen al lugar donde van a realizar el aislamiento, tanto los que regresen como quienes hayan ido a buscarlos».
Respecto a ese aislamiento, el gobernador señaló que se realizará en hospedajes, hoteles o albergues, y destacó que «los intendentes se comprometieron, en los casos en que es muy poca la cuantía de las personas que regresan, hacerlo de forma regional, agrupándose para brindar el alojamiento y los alimentos, todo costeado por el Estado provincial».

Riesgo afuera.
Ziliotto destacó que «hoy el riesgo está afuera de nuestros límites, entonces toda persona que ingrese tendrá que tener el mayor compromiso social, pero también la tutela del Estado que le garantice al resto de los pampeanos, que van a cumplir el aislamiento y no van a ser involuntariamente un foco de contagio masivo».
«Nosotros vamos a tomar la capacidad de control del Ministerio Salud, para determinar la cantidad de gente que que vamos a ir autorizando a ingresar a la provincia», agregó el mandatario.

Pasar el invierno.
Consultado por la posibilidad de una vuelta escalonada a clases, el gobernador señaló que «hasta que no sepamos la magnitud del contagio no vamos a poder determinar fechas. Sabemos los riesgos que significan la reapertura de las escuelas, el transporte público, la administración pública».
«Entendemos la impaciencia de la sociedad para saber cuando vamos a salir de esto, pero es una respuesta que no tiene nadie, y creo que mucho va a incidir, que pasemos el invierno», dijo.

Varados en el exterior.
Respecto de los pampeanos varados en distintos países, Ziliotto señaló que «Cancillería tiene el nombre de todos, pero el tema es la imposibilidad y los lugares donde se encuentran. Es un operativo lento, pero progresivo y sistemático que está haciendo el gobierno nacional y de a poco estarán viniendo todos. Lamentablemente sabemos que están con muchos padecimientos, pero la situación así lo amerita y así lo impide».

«Cuestión de demanda»
Ziliotto habló del pedido algunos comerciantes para prolongar los horarios de apertura. «Hemos escuchado sus reclamos, y quejas de que los comercios están vendiendo muy poco, pero no creo que sea una cuestión de oferta, sino de demanda. Los comercios pueden estar abiertos las 24 horas, pero si la gente no tiene plata en los bolsillos no va a comprar», explicó el gobernador.
«Casualmente estamos en una época en la que no hay plata en los bolsillos y si la hay, la gente la está guardando, porque también está muy impaciente. Por eso nosotros habilitamos un día tradicional como el sábado, y que no va a generar mayor circulación social, porque no hay bancos, y que hay gente que por ahí trabaja de lunes a viernes, y por ahí sale el sábado a comprar», dijo.
Finalmente reiteró que «no es una cuestión de oferta o de horario de atención, sino de demanda y de falta de dinero en el bolsillo. Hay sectores privados que todavía no cobraron o el sector informal que recién ahora cobró la IFE y lo trasladó a los alimentos, que es un sector que nunca estuvo cerrado. Hay una gran crisis económica, pero la falta de ventas no es consecuencia de la reducción de horarios».

Vacuna antigripal
Consultado por supuestos faltantes de la vacuna antigripal, el ministro Kohan señaló que «hemos vacunado a una velocidad como no lo hacíamos hace muchos años. Creo que los movimientos antivacunas están haciendo publicidad, porque cada vez que nos llegan las remesas de vacunas desaparecen en horas», señaló con ironía. «Toda la gente quiere vacunarse, y estamos vacunando mucho más que lo que lo hacíamos habitualmente, seguimos en período de vacunación, no hemos parado y a medida que llegan las remesas las vamos distribuyendo de acuerdo a la demanda de cada sector, y estamos muy bien», afirmó.

«Se puede ir a un horario corrido»
Desde el lunes de esta semana los comercios santarroseños reabrieron las puertas en un horario inhabitual y que está marcado por la cuarentena social. La apertura se da entre las 14 y las 18, «la hora de la siesta», y tanto desde la Cámara como desde el sindicato del sector ven con buenos ojos darle una continuidad a ese cambio cuando se supere la situación generada por la pandemia del coronavirus.
El subsecretario general del Centro Empleados de Comercio, Rodrigo Genoni, aseguró ayer que observa «como una buena posibilidad que se vaya hacia un horario corrido» aunque aclaró que ese cambio cultural en el consumo «será determinado por la propia sociedad».
«Yo hablé del tema con la Cámara y es algo que vemos como una buena posibilidad, creo que podría ser la chance de ir hacia un horario corrido, de todas maneras es bueno aclarar que no es algo que se vaya a producir efectivamente por una decisión de una Cámara o un sindicato, en todo caso será un cambio cultural que genere la propia ciudad, la propia gente que es la que elige a qué hora ir al comercio», señaló Genoni al diario La Arena.
La opinión del referente gremial está en sintonía con el titular de la Cámara de Comercio, Roberto Nevares. «Hay que reconocer que nosotros al principio nos opusimos a este horario y sin embargo la gente lo tomó muy bien y estaban contentos con el horario. Incluso hasta se planteó la alternativa de continuar una vez pasada la cuarentena con esta idea de un horario corrido», dijo el dirigente.
Tanto Genoni como Nevares coinciden que se trata de un horario que ya está instaurado desde hace mucho tiempo en, por ejemplo, la Ciudad de Buenos Aires. «Tal vez haya que utilizarlo. Todo esto no deja de ser un ejercicio para ver la posibilidad de continuar», había destacado el dirigente de la Cacip.

«Muy contentos».
Genoni, por otra parte, se mostró muy satisfecho con la decisión que dio a conocer ayer el gobernador Sergio Ziliotto respecto a habilitar desde mañana la apertura de los comercios los días sábado en el horario de 8 a 13.
«Estamos muy contentos, esto también demuestra que las cosas se están haciendo bien y yo creo que en una o dos semanas, siempre y cuando nos mantengamos sin la circulación del virus, se va a poder abrir en los horarios normales. Por supuesto que manteniendo todas las medidas de seguridad y de cuidados que hay que disponer», analizó.
Genoni, en tanto, apuntó que en el gremio no recibieron denuncias de despidos masivos en el sector como tampoco recorte en el pago de los sueldos de empleados.