Inicio La Pampa "Sería imprudente", advierten ruralistas

«Sería imprudente», advierten ruralistas

SUBA DE RETENCIONES

Entidades del sector agropecuario salieron a advertir que «sería imprudente» y «caería muy mal» en el campo una suba de 3 puntos en las retenciones a las exportaciones y se quejaron de que el Gobierno incumplió su promesa de llevar alivio a los emprendimientos más postergados.
«Una medida de ese tipo caería muy mal. Prometieron un alivio al sector y, hasta ahora, no cumplieron. Nuestro sector es uno de los que la está pasando mal, y es a uno a lo que se le está pidiendo un esfuerzo», se quejó el presidente de Federación Agraria, Carlos Achetoni.
Reconoció que existe un «distanciamiento» con el Gobierno y reveló que «no existió el diálogo fluido» prometido por el Poder Ejecutivo.
Así, salió al cruce de la versión de que el presidente Alberto Fernández estudia hacer uso de la potestad otorgada por el Congreso para subir otros tres puntos los derechos de exportación a la soja y otros productos. «Para nosotros la suba es un trascendido, somos respetuosos de los plazos y vamos a esperar a hablar con el ministro Luis Basterra», dijo Achetoni. Aludió así a la reunión pautada para esta semana entre la Mesa de Enlace y el ministro de Agricultura.
En tanto, el titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Matías De Velazco, dijo que el gobierno «sería imprudente» si aplica una suba a las retenciones y que la situación «va derecho a un cese de comercialización».
«Sería imprudente que el Gobierno hiciera algo así», sostuvo De Velazco, entrevistado por radio Mitre. «Subir tres puntos las retenciones le baja los brazos a la producción, no sé cómo puede terminar», agregó.
Se refirió al eventual incremento en modo crítico. «Hay rumores de que subirían las retenciones al trigo también. También hay rumores de que se bajen. Pero por más que el trigo baje, la base imponible de la soja es mayor. Está lleno de rumores», contó.
De Velazco indicó que «todas esas medidas este espacio político ya las probó y fracasaron todas» y que la situación «va derecho a un cese de comercialización».

Protestas.
Desde enero grupos de productores realizan asambleas a la vera de las rutas en las provincias de Buenos Aires y Santa Fe, preanunciando la posibilidad de una huelga. Achetoni reconoció que podría haber protestas pero negó que puedan tener la magnitud de lo que ocurrió en 2008, cuando el gobierno de Cristina Kirchner intentó aplicar las retenciones móviles.
«En ese momento eran 10 puntos de diferencia de retenciones, pero la soja estaba prácticamente al doble, por lo que estos 3 puntos son muy significativos», señaló.
El incremento en las retenciones a las exportaciones aprobadas por el Congreso con la ley de Emergencia Económica, y el 3% a la soja que quedó en suspenso, generó un escenario de conflicto latente con los productores.
Se especula con que el Presidente anunciaría el domingo, en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso, la aplicación de ese 3%, e incluso se habla de algún incremento extra, lo que pone en estado de alerta al campo.