Inicio La Pampa "Si la visa de Canadá llega antes que los pasajes, sigo"

«Si la visa de Canadá llega antes que los pasajes, sigo»

"KUKY" PODRIA CONTINUAR SU TRAVESIA HACIA ALASKA

(Fargo) – El protagonista de la «Caminata de las Tres Américas», Martín Echegaray Davies dejó flotando la posibilidad de seguir su raid hacia Alaska, a pesar que hace unos días había anunciado que daba por concluida su aventura, amedrentando por la pandemia de coronavirus. «Si la visa para entrar a Canadá -que está tramitando- llega antes que los pasajes sigo mi camino hasta Alaska», dijo el aventurero.
Kuky, como se lo conoce a Echegaray Davies, es un chubutense de 63 años, vecino de Trelew, que el 31 de octubre de 2017 partió desde Ushuaia, la capital de la provincia de Tierra del Fuego, detrás de una meta: unir esa ciudad con Alaska para lograr un récord Guiness. Primero recorrió las 23 capitales de provincia y posteriormente transitó por 14 países de Sudamérica, Centro América y ahora por América del Norte para, a principios de marzo, llegar a Pembino, en la frontera con Canadá.
Allí las autoridades canadienses cortaron su camino por la falta de visa del argentino, documentación que está en trámite. Hasta allí había recorrido 22.880 kilómetros de los 28 mil que marca su proyección hacia la ciudad de Tok, en Alaska.

Volver a Argentina.
A mediados de marzo, el raidista chubutense agregó otro problema a su situación: la pandemia de coronavirus. «Lamentablemente con este tema por el cual estamos pasando todos, la frontera se cerró rotundamente y los vuelos por avión también se están cerrando, por lo que yo he decidido, por consejos de personas que me han ayudado mucho acá en Estados Unidos, que regrese a la Argentina momentáneamente», anunció.
En estos días Martín Echegaray Davies está en Fargo, una ciudad ubicada en el condado de Cass en el estado estadounidense de Dakota del Norte. Allí convivió casi dos meses con la nieve. Integrantes de una comunidad luterana lo adoptaron y lo alojaron en distintas casas donde, entre otras actividades dio charlas, paleó nieve y les enseñó a hacer tortas fritas y a tomar mate.
Hace unos días el dueño de una importante bicecletería, que le arregló el carricatre pilchero, entabló una linda amistad y le facilitó un pequeño departamento, donde Kuky actualmente pasa sus días.

Espina clavada.
Pero la mente de Kuky sigue maquinando esa aventura de llegar a Alaska, algo que muchos de sus seguidores le piden. Sabe que le falta solo algo más de 5 mil kilómetros, y que no habrá otra oportunidad, es ahora o nunca. Y en los últimos días, en un video emitido por Youtube, subió un poco la cortina y lo dejó librado a la suerte.
«El tema es así, si yo hago la visa antes que lleguen mis pasaje, continúo mi viaje. Si llegan antes los pasajes, me voy a Argentina pero ya no regreso -a Fargo- el año que viene, porque sería mucho volver a hacer todo el trámite -de visado- y volver a dejar mi familia», concluyó el caminante chubutense.