Inicio La Pampa "Si no cumplís el aislamiento te cobran multas muy altas"

«Si no cumplís el aislamiento te cobran multas muy altas»

CONTADORA PIQUENSE HACE CUATRO MESES QUE TRABAJA EN BARCELONA

«La situación de toda España es bastante complicada. Aunque estamos con mejores noticias, pero si lo comparo con Argentina van a pensar que estamos muy mal», le dijo a LA ARENA, Maribel Busso, una contadora piquense que desde diciembre reside en Barcelona. El país ibérico es uno de los más golpeados por la pandemia de coronavirus, aunque en los últimos días empezó a bajar la cifra diaria de infectados.
Estuvo tres años en Dinamarca y desde hace tres meses reside en Barcelona, donde trabaja en un estudio de auditorias bancarias que tiene filiales en Alemania. Vive junto a dos amigas argentinas y salen una sola vez por semana, para ir al supermercado.
«Sigo trabajando desde mi casa. El estado de alarma se decretó el 14 de marzo y a partir de ahí se pidió que nadie saliera, solo lo estrictamente necesario. Los únicos locales que están abiertos hasta el día de hoy, son los supermercados y farmacias y nada más, ni siquiera habilitaron a los kioscos. Se limitó a lo básico de estos días», señaló y agregó: «A todos se les pidió que trabajaran desde su casa y depende de los empleadores si tienen la posibilidad de darles licencia o no, eso depende del trabajo que tengas».

Controles estrictos.
España llegó tener más de 9.000 nuevos infectados en un día, y aunque esa cifra ahora se redujo a un tercio, se mantienen las restricciones de circulación en la vía pública. «Los policías están en la calle y te piden que justifiques por qué estás circulando. De no ser así, te cobran multas que son muy altas», explicó.
Desde que la situación se agravó y se decretó el aislamiento, Maribel sale apenas una vez por semana, para hacer las compras en el supermercado. «Es la única salida que hago y para el momento de salir, tengo unas zapatillas en la puerta que son las que uso únicamente afuera. No las uso en la casa y cuando vuelvo pongo toda la ropa a lavar y me baño. Puede ser un poco exagerado, pero como no salgo nunca no me cuesta nada tener un poco más de cuidado», señaló.
En la entrada de cada supermercado, contó la pampeana, «hay un policía que te indica que te pongas alcohol en gel y unos guantes descartables». Ya adentro del local, a través del sistema de audio del comercio, «te recuerdan a cada rato que tenés que mantener un metro de distancia con la gente» y un «policía que controla todo el tiempo» esto se cumpla.

Calles.
España, junto con Italia y Estados Unidos, figura como uno de los países más afectados por la pandemia, si embargo, según contó la pampeana, «la famosa curva llegó a su pico hace unos días», y que si bien todos los días hay nuevas personas infectadas, se transita por «una buena etapa» porque esa cifra diaria, empezó a bajar.
Las autoridades mantienen las restricciones, y extendieron el «estado de alerta hasta el 26 de abril». Después «se verá como va avanzando si se extiende o no la cuarentena y si se va a salir de manera gradual».
No se permite que salgan de a dos personas a hacer las compras, sino de a una sola por familia. Los gente mantiene la distancia social requerida y cubre sus bocas con barbijos, en las calles reina el silencio, «no se escucha un ruido porque nadie habla».