Inicio La Pampa "Si no se dan las razones, el acto se vuelve arbitrario"

«Si no se dan las razones, el acto se vuelve arbitrario»

SAPPA SOBRE EL FALLO QUE ANULO EL TRASLADO DE UN POLICIA

El presidente del Superior Tribunal de Justicia de La Pampa, José Sappa, se refirió ayer públicamente al fallo que benefició al Licenciado en Criminalística Darío Alejandro Martín Morán, quien se negó a ser trasladado desde General Pico a una repartición policial de Santa Rosa. El magistrado reveló que no fue el único caso, sino que también se le otorgó la razón a otra criminalista piquense, Daniela Lucrecia Fernández, que había hecho un planteo igual al de Morán.
«Hay dos términos jurídicos que siempre utilizamos: uno es discrecionalidad y el otro es arbitrariedad. La discrecionalidad es un concepto cuya atribución lo tienen los poderes del Estado o la autoridad administrativa. Ahora, la discrecionalidad, por más que sea una facultad del poder administrativo, tiene que ser fundada. Hay que explicar las razones de por qué se hacen determinadas cosas. Lo que hizo el STJ no es derogar una norma que le da la discrecionalidad al Jefe de Policía, sino decirle al Poder que todas las decisiones que se tomen tienen que ser fundadas, sino pasan a ser arbitrarias. Cuando alguien no explicar las razones de determinada conducta o determinado acto, se convierte en arbitrario, por más que no lo sea», explicó.

Función de control.
Respecto al expediente que tramitó la demanda contencioso administrativa de Morán, Sappa aseguró: «No se vio en el expediente administrativo que hubiera fundamentación para que haya ese traslado, por lo tanto le dimos la razón a la persona que se sintió agraviada por que lo consideró un acto arbitrario y discriminatorio».
El magistrado fue más allá y aseguró que si Morán o Fernández hubieran cuestionado el artículo de la NJD 1034/80 (Régimen de la Policía de La Pampa), el STJ se hubiera abocado también a revisar la constitucionalidad del artículo de esa normativa de facto que faculta al Jefe de la Policía a disponer los traslados.
«Si alguna de las dos partes hubiera pedido la inconstitucionalidad de la norma el STJ lo hubiera analizado, pero no lo pidieron, sino que pidieron que se revea el traslado que consideraban arbitrario. La función del Poder Judicial es de control de las actividades particulares y también de las del Estado. En este caso el contencioso administrativo lo que hace es un juicio que revisa las acciones del Estado. Cuando en el expediente no se veía clara una fundamentación lo que se hace es anular el acto administrativo», dijo.

Casos similares.
Sappa emparentó el fallo sobre los traslados policiales con otros casos de decisiones arbitrarias, entre las cuales mencionó el caso de un intendente que cesanteó a un empleado municipal sin justificarlo. En ese caso, la sentencia anuló la medida y estipuló que las cesantías debían tener un procedimiento y una justificación de las razones que llevaron a esa decisión.
El presidente del STJ dijo que los fallos sobre Morán y Fernández no eran para alarmarse, pero sí para tomar nota de la existencia de un Poder Judicial que está atento y que, ante una demanda, analiza sin mirar de qué lado está uno y de qué lado está el otro: «Se mira el caso concreto, en este caso lo que analizamos es que no se explicó porqué se trasladaba a estas personas, no estaba en el expediente. Si había una razón, debió ser explicitada».
Incluso afirmó que muchas veces las razones de los traslados respondían a la intención de las autoridades policiales de sancionar a un empleado policial. «Lo que está solicitando el Poder Judicial, desde hace tiempo, es una justificación», planteó. Respecto a la potestad que tienen los jefes policiales para dictar los traslados, aseguró que «por ahora» no hubo planteos de inconstitucionalidad.

“Saludos a les pampeanes”
Sappa realizó declaraciones durante una entrevista con Radio Noticias 99.5. En el Día de La Pampa, que se celebró ayer, el titular del STJ aprovechó para saludar a “las pampeanas, los pampeanos y les pampeanes”. Uno de los periodistas radiales destacó el uso del lenguaje inclusivo por parte del más alto funcionario judicial de la provincia. “Corresponde. Estamos en un mundo inclusivo. Culturalmente debemos ir cambiando, sé que nos cuesta, que va de a poco, pero no hay que negarse a algún derecho que hasta ahora estábamos ocultando”, reflexionó el magistrado.